×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
03 Febrero 2019 04:16:00
Angustia
QUERIDOS AMIGOS: siempre deseándote que Dios en su infinita misericordia te lleve en sus brazos amorosos día con día. No importa qué pueda suceder, si Dios está presente y lo sentimos en nuestra alma, nos dará paz.

Sin embargo , que difícil es esperar cuando se siente uno con angustia, por ejemplo, y seguro a todos nos ha pasado en algún momento de nuestra vida, que no sabes donde está tu ser querido, es lo peor que te puede pasar sin duda, estar con la incertidumbre de donde está.

Primero piensas, obvio, ¿en dónde y con quién está? Si le sucedió algo sí la está pasando mal, necesitará ayuda, algo, cualquier cosa. Si lo volverás a ver, Dios santo, los primeros minutos, horas, son de lo más terrible, y más para una madre cuando no sabe dónde está su hijo o hija. Literal, el corazón se te sube a la garganta, te palpita tan fuerte que parece que se va a salir por la boca, o del pecho también, y ni el habla te sale, pues entras en pánico, andas como gallina descabezada, hablando a todos lados donde pudieran saber del paradero de él o ella.

¿Te suena familiar ? Va ya que sí, esa angustia que te ahoga, y cuando se te desaparece teniéndolo a tu lado ¡uff!, en los parques, en el supermercado, en un centro comercial donde hay una multitud.

Pero bueno , la idea no es hacerte recordar esas malas vivencias, sino qué podemos hacer, para poder calmarnos, y tomar las cosas con la mayor calma, en momentos así. Pensar siempre positivo, porque recordemos que, somos lo que pensamos, sí, pensando negativamente seremos un manojo de nervios que muy difícilmente podremos actuar.

Así que las recomendaciones cuando no sepas de tu hijo o hija, son las siguientes:

1.-Procurar es tar en buena compañía que este contigo para que la espera sea más llevadera, así, los minutos y horas serán menos largos.

2.- Puedes ponerte a escuchar música, a realizar alguna tarea en casa que no necesites estar muy concentrada, como limpiar alguna área de tu casa, oficina, acomodar cosas, poner en orden otras, distraerte de alguna manera.

3.- Puedes rezar, sin duda es una de las mayores recomendaciones, te tranquiliza, tener esa FE de que todo está bien. Y que todo tiene solución, decía mi abuelita menos la muerte.

4.- Hacer respiraciones pro fundas, no más de cuatro ya que pueden hiperventilar, y sentirse mal.

5.- Si ya pas ó más de una tarde, pues llamar, o mandar mensaje de texto, sí no contesta pues entonces llamar a sus amigos, y amigas. Compañeros de clase, incluso ir al plantel donde se encuentre. Tampoco se trata de sufrir pudiendo estar tranquilos, eso es definitivo.

6.- Dicen que no tener noticias son buenas noticias, obvio, no siempre, pero hay que confiar en que todo está bien.

Hoy en día no hay pretextos para no estar en comunicación y saber por seguridad dónde están nuestros hijos, y demás familiares y seres queridos, no se trata de tenerlos en el cuello siempre, sino solamente saber que están bien, estos tiempos son difíciles y por consideración hay que avisar dónde se estará, hacer a nuestros hijos conscientes de estar en comunicación, y mamás y papás , por favor no descuiden ni un segundo a sus hijos pequeños, que en un parpadeo se pueden perder, mire que se de lo que hablo.

Bueno queridos amigos, les dejo un abrazo fraterno, hasta la próxima, su amiga verónica, Diosito por delante!!!

Consultas. Previa cita (844 )2277066
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5