×
Cristina Orozco
Cristina Orozco
ver +

" Comentar Imprimir
11 Marzo 2017 04:08:00
Anticorrupción
Pronto vencerá el plazo para poner en práctica el Sistema Nacional Anticorrupción. Al parecer, los gobernantes de México con altos grados académicos son neófitos en lo referente a situaciones éticas en su desempeño ya que se han visto involucrados en escandalosas acusaciones de corrupción y conflicto de interés. El tema desencanta en sí.

Recordarán que en abril del 2015 asuntos turbios rodearon al Presidente, a su esposa y al exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, hoy secretario de Relaciones Exteriores, con el penoso tema de la “Casa Blanca”, y a David Korenfeld, extitular de la Comisión Nacional de Agua, por utilizar de forma particular el helicóptero de la dependencia y renunció antes que que la Función Pública concluyera la investigación. La presión mediática y el hartazgo ciudadano orillaron al Gobierno a que pensaran en un sesudo plan; pues países como Brasil, Perú y Chile nos llevan la delantera en ética gubernamental y México necesita que se le considere internacionalmente como un país de buen Gobierno.

Continuar en este camino impune de gobiernos corruptos no puede ser ya una opción; pues México se quedaría sin socios comerciales. Nadie quiere a un aliado que se la pasa haciéndole al vivo, a la muy salsa, que por debajo de la mesa te quita hasta los chones... Resulta inverosímil, cómo cualquier partido político ha permitido que gente así ocupe puestos en el servicio público.

Son los tiempos quizá, así dice Hugo Fóscolo (1778-1827).

“En los tiempos de las bárbaras naciones, de las cruces colgaban los ladrones. Más ahora, en el Siglo de las Luces, del pecho del ladrón cuelgan las cruces”.

Hoy inocentes salen crucificados mientras que ladrones guardan su botín en bancos extranjeros. Pagan justos por pecadores.

¿Qué promete la Ley del Sistema Nacional Anticorrupción? Es increíble y, sin embargo, no existía una coordinación entre autoridades que obrará a través de un Comité Coordinador y un Sistema Nacional Fiscal el cual permitirá a autoridades de auditorías, controlar, vigilar y fiscalizar el gasto federal que se distribuye por todo el país y, a la postre, algunos gobernadores no daban cuenta de ello.

Es increíble y, sin embargo, no existía una Ley General de Responsabilidades Administrativas que regulará la conducta de los servidores públicos y de particulares a través de una normatividad clara, de obligaciones y sanciones por corrupción aplicables en todo el país. Esto es lo que promete.

Nuevo León está listo. Estableció sus bases y cambió paradigmas para echar a andar el Sistema, crea cambios a 21 artículos en la Constitución.

La reforma elimina el fuero, establece la imprescriptibilidad de la extinción de dominio y obliga a las declaraciones 3de3, se comprometieron a acelerar las leyes secundarias y en agosto habrán elegido tres nuevos Fiscales y un Magistrado, dice la nota del periódico el Norte “…buscan lograr leyes consensuadas y contar con hombres y mujeres como Fiscales… descartaron “letras chiquitas” en leyes secundarias… el proceso será abierto y siempre bajo supervisión ciudadana.”

Y Coahuila es cosa aparte; pues en el Poder Legislativo, oficina adjunta del Ejecutivo, se pretende construir un sistema estatal de anticorrupción al vapor, excluyendo a un comité de participación ciudadana, en lo oscurito…
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2