×
Gabriel Martínez García
Gabriel Martínez García
ver +
Editor de la sección de Negocios de Periódico Zócalo Saltillo

" Comentar Imprimir
30 Mayo 2016 04:05:40
Arca, con dedicatoria a Donald Trump 
Sin duda, la noticia de la semana en el ámbito de los negocios fue la operación revelada por Arca Continental (AC) de su incursión en el mercado norteamericano para la operación de 11 plantas embotelladoras de Coca-Cola y su distribución en cuatro estados.

La operación tiene una enorme trascendencia en el mundo de los negocios globales, pues se trata de una embotelladora mexicana que tendrá el control de 7 mil empleados y trabajadores en la Unión Americana en un amplio territorio estadunidense, incluido el extenso estado de Texas.

Y aunque la declaración a Zócalo NEGOCIOS de Luis Arizpe Jiménez, vicepresidente de AC, fue mucho muy diplomática para definir su estrategia (“en Arca Continental no compramos negocios, sumamos familias, grupos y sinergías”), la verdad es que se trata de una compra sumamente audaz. 

Y es que no es fácil llegar al territorio del Tío Sam y decir a los norteamericanos “nosotros los mexicanos compramos esta empresa, y a partir de ahora las cosas se van a hacer así”, y menos en la actualidad, cuando Donald Trump ha resucitado o impulsado la discriminación, el odio y el coraje que muchos siempre han tenido “contra todo lo que oliera a mexicano”.

Arizpe Jiménez reconoció que FEMSA seguirá siendo la más grande embotelladora mundial de Coca-Cola, pero sí dejó entrever levemente que van por ese liderazgo “continental”, como el nombre de su marca lo indica, al apenas balbucear: “Caballo que alcanza, gana”.

Arca ha dado un paso muy grande hacia el crecimiento, hacia la consolidación, y esta nueva operación ha dejado atrás todas las críticas que en su momento se volcaron hacia la familia Arizpe, cuando Grupo Arma se asoció con embotelladores de Chihuahua y Nuevo León para conformar Arca Continental.

En aquella ocasión fueron criticados, pero quienes en aquel tiempo impulsaron dicha sociedad, hoy están recibiendo felicitaciones y parabienes, porque fíjense nada más a dónde han llegado, no sólo a operar embotelladoras en Sudamérica, sino en el mismo Estados Unidos, en una amplia zona de cuatro entidades, donde como el mismo Arizpe Jiménez reconoció, “sólo Texas es prácticamente un país”, por su extensión
territorial.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2