×
Gabriel Martínez García
Gabriel Martínez García
ver +
Editor de la sección de Negocios de Periódico Zócalo Saltillo

" Comentar Imprimir
24 Abril 2017 03:00:00
Armadoras: semana clave
Será este 25 de abril cuando finalmente el presidente Donald Trump presente a los estadunidenses su programa fiscal, con el cual pretende garantizar para Estados Unidos un crecimiento de 3% anual en los próximos años.

La nueva política tributaria de EU será hecha pública tres días antes de que Trump celebre sus primeros 100 días de trabajo al frente de la nación más poderosa del mundo, y sin duda hay nerviosismo en las armadoras norteamericanas instaladas en México.

Aunque la advertencia con la que Trump asumió el poder en enero pasado, de imponer un gravamen especial a los autos fabricados en México que ingresen a suelo norteamericano, la amenaza se fue diluyendo conforme a las reacciones que tuvieron las fabricantes de vehículos.

Se pensaría que con la cancelación del proyecto de la nueva armadora de Ford en San Luis Potosí, y los anuncios de General Motors y FCA (Fiat Chrysler) de invertir también en Estados Unidos, el presidente Trump desistiría de su intención de aplicar ese impuesto especial, pero esta semana se develará el misterio.

Y es que la posibilidad de que Trump insista en ese gravamen especial podría ya no estar basada sólo en “sancionar” a aquellas empresas norteamericanas que están instaladas y produciendo en México, sino en la necesidad de incrementar la recaudación para poder responder a todos sus planes.

Por lo pronto, además de los inversionistas, ejecutivos y directivos de esas armadoras tanto en Estados Unidos como en México, aquí en la Región Sureste de Coahuila debemos estar atentos al tema por lo que dicho impuesto especial podría ocasionar a la economía regional en caso de aprobarse.

La sola advertencia provocó que GM moviera aquí todo su programa de producción del Cruze, y que también FCA anunciara la posibilidad de trasladar una parte de la producción de la Ram a plantas en Estados Unidos, así que ni queremos imaginar el escenario que provocaría el gravamen fronterizo.  

Esperemos que se imponga la cordura, ya no de Trump, sino de sus asesores y que su opinión sea respetada en el momento preciso por el Presidente estadunidense.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2