×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
30 Agosto 2017 04:00:00
Arte de negociar
En realidad, Donald Trump no escribió The Art of the Deal (El Arte de la Negociación), pero el libro publicado en 1987 presentaba a Trump como su autor principal. Ciertamente era el protagonista. Hoy sabemos que el verdadero autor fue Tony Schwartz, un escritor profesional, quien recibió crédito como coautor y la mitad de las regalías. El libro pasó 58 semanas en la lista de los libros más vendidos del New York Times y representó el inicio de la fama de Trump.

Schwartz dio a conocer el año pasado que intentó trabajar en el libro con Trump, pero que éste no tenía paciencia para las prolongadas entrevistas que se requerían. Al final escribió el libro virtualmente solo, presentando las ideas que pudo tomar de Trump. Aun así, Schwartz ha dicho que conoció a Trump más que nadie en el proceso (The New Yorker, 25.7.16).

Trump nunca se ha distanciado de las ideas del libro, sobre las cuales construyó la personalidad que llevó a la televisión en la serie The Apprentice (El Aprendiz), en la que se caracterizó por su expresión You´re fired! (¡Estás despedido!) que dirigía a los aprendices que buscaban colaborar con él en los negocios.

Trump quiere aplicar ahora las reglas del libro a México y a Canadá en la renegociación del TLCAN. El Presidente piensa que el primer paso en una buena negociación es ser muy agresivo para amedrentar al interlocutor y después obtener de él lo que uno quiera. Otra de las estrategias es no mostrar interés en lograr un acuerdo. Amenazar constantemente con levantarse de la mesa ayuda a obtener mejores resultados en la negociación. “Nunca me aferro demasiado a un acuerdo o a un enfoque,” afirma el aparente autor en The Art of the Deal.

Hoy Trump está retomando sus propias recetas en la renegociación sobre el TLCAN. Es verdad que ha aceptado empezar una renegociación en lugar de simplemente retirar a su país del acuerdo, pero la negociación la lleva a cabo no con las reglas de la diplomacia sino con las que se marcan en The Art of the Deal.

Trump declaró este 28 de agosto que México está siendo “muy difícil” en las conversaciones sobre el TLCAN. De ahí lanzó la esperada amenaza de que se levantará de la mesa si no se aceptan sus posiciones. “Creo que uno tiene que, al menos probablemente, iniciar el proceso de terminación antes de que alcance un trato justo, porque ha sido un trato unilateral”. Una vez más recalcó que “el TLCAN ha sido uno de los peores acuerdos jamás firmados en todos los tiempos en cualquier lugar del mundo, y puedo entender por qué México es difícil, porque se salieron con la suya”.

Tal vez la amenaza sea un bluff, un engaño, como los que describe en el libro; pero la única manera de desnudar ese bluff es estar dispuesto a dar por terminado el TLCAN. El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, parece entenderlo y ha declarado que México tiene un plan B. Es lo más sano. De lo contrario, el bully impondrá sus condiciones.

La salida de Estados Unidos del TLCAN afectaría a México, pero también a Estados Unidos y Canadá. El problema es que Trump no entiende el resultado. Su ignorancia económica es tal que realmente cree que, si se elimina el TLCAN, regresarán a Estados Unidos los empleos en manufacturas que se han perdido. Eso no ocurrirá, por supuesto, pero lo que sí es claro es que Trump presumiría una salida unilateral del TLCAN como un gran triunfo ante los electores de su país.

Deprimido

Ayer se abrió, sin inauguración oficial, el deprimido Mixcoac-Insurgentes de la Ciudad de México. La obra costó mil 200 millones de pesos. El primer día festejaron quienes venían de lejos por Circuito Interior, pero los vecinos, por ejemplo en la colonia Florida, se quejaron por los nuevos congestionamientos.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add