×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
26 Abril 2017 04:07:00
¿Atentado o embuste?
El supuesto atentado contra Reyes Flores Hurtado, coordinador de la campaña del candidato de Morena al Gobierno de Coahuila, Armando Guadiana, ocurrido el domingo en Nuevo León, debe aclararse para no echar más leña a la hoguera de un proceso electoral caracterizado por la violencia verbal, las acusaciones de corrupción contra las administraciones de los hermanos Humberto y Rubén Moreira y la promesa de los principales aspirantes de oposición de castigar con cárcel a los responsables de la deuda subrepticia por más de 40 mil millones de pesos –en el Gobierno del primero–, las empresas fantasma a las cuales se desviaron más de 500 millones de pesos, según el diputado panista Jesús de León, y otros escándalos.

Sobre el caso existen sospechas y dudas. La oficina de prensa de Guadiana, quien contribuyó al despido de Humberto Moreira de la presidencia del PRI por la megadeuda, informó en un comunicado que el domingo por la mañana “sujetos desconocidos en dos camionetas negras sin placas, cerraron el paso a la camioneta donde se trasladaba (Reyes Flores), obligando que se saliera del camino, provocando que perdiera el control de la unidad y (…) se volcara”. Las fotografías del vehículo muestras daños casi en toda la carrocería, parabrisas y cristales rotos. En la ventana posterior se aprecia una fotografía del candidato de Morena.

El político viajaba de San Pedro a Saltillo para reintegrarse a la campaña de Guadiana, en el marco de una nueva gira de Andrés Manuel López Obrador por Coahuila. Reyes fue hospitalizado en Monterrey después de ser atendido por paramédicos. Sin especificar su estado ni el tipo de lesiones, la nota lo reporta “estable”, pero “aislado por razones de seguridad” a petición de su familia.

Guadiana, hasta ahora el tercero en la intención de voto para las elecciones del 4 de junio, después del priista Miguel Riquelme y del panista Guillermo Anaya, prepara “acciones legales para garantizar la seguridad de todo su equipo de campaña”, informó su vocería.

En noviembre de 2009, Reyes Flores, entonces líder del PAN en el estado, se declaró en huelga de hambre frente al Palacio de Gobierno para protestar por la anulación del triunfo de la candidata de ese partido a la alcaldía de Lamadrid, Rosalía Arredondo Esquivel, por parte del Tribunal Electoral del Estado. El gobernador era Humberto y el líder del PRI su hermano Rubén. Las elecciones extraordinarias, celebradas en 2010, las ganó el partido oficial.

El 1 julio de 2016, la Policía Investigadora de la Procuraduría de Justicia del Estado detuvo en Torreón a un hermano de Reyes Flores (Lorenzo) por la supuesta posesión de mariguana. El ahora coordinador de la campaña de Guadiana, aseguró que Lorenzo fue sacado por la fuerza de su hogar para sembrarle la droga. Asimismo, responsabilizó al Gobierno del Estado de posibles represalias contra él o su familia. Lorenzo fue liberado días después por falta de pruebas. Denunció haber sido torturado por la Policía para que le proporcionara información sobre las actividades, direcciones y teléfonos de sus hermanos.

La versión del atentado beneficia a Guadiana, quien tiene razones para mirar de reojo hacia el Gobierno, pero ¿qué dicen las autoridades de San Pedro? Según la Secretaría de Seguridad Pública, no se trató de una agresión, sino de un accidente atribuido “a la falta de precaución del conductor del vehículo #1 al conducir sobre pavimento mojado, perder el control, estrellarse y volcarse”. (El Norte, 25.04.16) Si en el sector existen cámaras de vigilancia y confirman el informe, Guadiana y Reyes Flores se habrán dado un tiro en el pie.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add