×
Lariza Montiel
Lariza Montiel
ver +

" Comentar Imprimir
08 Octubre 2017 04:00:00
Atrévete
Cuantas veces hemos estado frente a esa especial situación donde debemos tomar una decisión determinante en nuestra vida y tenemos la oportunidad, de emprender un cambio que podría ser de gran beneficio para nosotros, o mantenernos en la “seguridad” de “lo conocido”?

Creo que todos hemos pasado, no una, sino muchas veces por esa disyuntiva. Desconozco cual sea la opción que cada uno de ustedes haya tomado, y si al pasar del tiempo terminaron conformes con el resultado que esa decisión arrojó.

Lo cierto es que, de diversas formas, así lo dice la historia y así lo dicen las escrituras también: Atreverse a hacer un cambio en nuestras vidas es en sí mismo una ganancia.

Esto se debe a que, por supuesto, cuando lo hacemos, cuando damos un paso diferente, cuando abrimos nuestra mente y nuestras emociones a nuevas oportunidades, nos liberamos de esas ataduras que, aún dándonos sentido de pertenencia a algo o a alguien, no nos permiten crecer como personas.

Sin embargo, decirlo puede resultar mucho muy fácil, escribirlo en un papel como el que ahora lees también lo es. Lo difícil lo encontramos cuando, parados y teniendo de frente esa oportunidad de cambio, nos viene a la mente todas las razones “de peso” que podríamos tener para no hacerlo y decidir mantenernos donde mismo.

Cada caso es diferente, eso ni dudarlo. Lo que si te quiero decir, por experiencia propia, es que la satisfacción que nos deja el atrevernos a hacer las cosas de manera diferente a lo que “todos” hacen, esa, es inigualable.

Y no se trata de desarrollar una conducta rebelde donde todo lo que hagamos sea “diferente” bajo la concepción de llevar la contra. Claro que no.

Me refiero a hacer uso de nuestro libre albedrío, que no es otra cosa que conocer, decidir y hacer lo que nuestro interior, combinando mente y corazón, nos dicta.

Es importantísimo subrayar que para tomar una decisión diferente y asegurarnos, o por lo menos acercarnos a esa seguridad, de que vamos por la vía correcta, es necesario conocer exactamente la raíz y el posible fruto de nuestras acciones.

Y para llegar a ese punto debemos, además de informarnos y razonar, concluir bajo criterios objetivos, cuáles serían los positivos y los negativos de ambos sentidos de la decisión. Y si la “comodidad” de permanecer en lo “ya conocido” realmente es algo que a la larga me será suficiente o si, por el contrario, puede incluso generar desgaste en mi persona.

Habiendo hecho estos ejercicios reflexivos, y frente al estado de emergencia que como sociedad vivimos, en donde imperan la simulación sobre la verdad, los abusos frente a la solidaridad, la complicidad frente a la transparencia, la conveniencia frente a los valores, el egoísmo frente al bien común... pienso que es vital confrontarnos sobre qué queremos.

Nos atrevemos a tomar la decisión más difícil o nos quedamos con lo de siempre?

Yo me atrevo!! Atrévete tú también!!!
Lariza Montiel Luis
Sígueme en redes de Facebook y Twitter @LarizaMontielLuis
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2