×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
28 Julio 2017 04:00:00
¡Aunque sea… a ratitos!
Según la base Mundial de la felicidad (World Database of Happiness), realizada por la Universidad Erasmus de Rotterdam, Holanda, de un total de 148 países, Costa Rica y México ocupan primero y segundo lugar respectivamente, en el ranking de países donde sus habitantes viven más años felices. Zimbabwe, se encuentra en el último lugar.

Según la Real Academia de la Lengua, felicidad vine del latín “felicitas” y significa: Estado de ánimo que se complace en la posesión de un bien. Deepak Chopra la define como: “El estado subjetivo de bienestar, de alegría de tranquilidad, de seguridad”.

Si todos buscamos y queremos ser felices, tener armonía, paz y seguridad. ¿Por qué nos empeñamos y hacemos todo lo contrario? Conozco personas que en su afán de ser felices, trabajan y trabajan pensando que el dinero es la felicidad. No disfrutan de una puesta de sol, de la sonrisa de sus hijos, de verse a los ojos sin decir nada, de bailar, de cantar, de una tarde con amigos. La vida es tan corta que no debemos desperdiciarla con cosas que no aportan un plus a nuestra existencia. Deberíamos realizar nuestras actividades cotidianas con pasión, con el corazón, con amor y por añadidura tendríamos a nuestro alcance… la felicidad.

Si somos felices…estaremos sanos, vendrá la prosperidad, habrá armonía en nuestra existencia. Debemos dejar de ser víctimas, las víctimas creen que las cosas están fuera de su control, y su frase preferida: ¿Oh, por qué me pasa esto? ¡Pobre de mí! La mentalidad de víctima esclaviza, es pensar que todo está fuera de control y que nada se puede hacer para cambiar las cosas. Es culpa de nuestra madre, del padre, del maestro, del gobierno, de Dios, de la evolución.

Existe una alternativa… dejar de ser esclavos y pensar positivamente, dejar de quejarnos, dejar de tenernos lástima y afrontar la realidad. No importan los hechos de nuestra vida, sino cómo los interpretamos, cómo escogemos vivir… tenemos la opción en nuestras manos.

Podemos pasar la vida teniéndonos lastima y renegando de todo, sintiéndonos mal, ser limitados, en lugar de ver lo que nos pasa como un regalo, como una oportunidad para mejorar. Buscar ese regalo es la clave. Debemos amar nuestras vidas, quizá con incertidumbre, pero amar todo lo que nos rodea, así como somos, ni más ni menos. El dolor es inevitable nos toca a todos, el sufrimiento es opcional.

Todos somos frágiles, todos tenemos fracturas…en nuestro matrimonio, en el negocio, en la salud, con los hijos, con nuestros padres, con los amigos, pero si al fracturarse, pensamos: ¿Oh, por qué a mí? ¿Por qué siempre me pasan estas cosas? Estamos eligiendo ser víctimas. Tenemos la opción de pensar como vencedores, de interpretar los hechos a nuestro favor.

La justicia es una ilusión, nadie tiene mejor vida que la que está viviendo. Nadie tiene más o menos que los demás. Nadie tiene mejor cuerpo que el que tiene o mejores padres, sólo tiene cosas diferentes y la forma en que interpreta esas diferencias. La forma en que interpretemos las circunstancias, será lo que decida el futuro de nuestra vida y la vida de las personas con las que nos relacionamos. Liberarnos de nuestras propias ataduras nos dará la felicidad.

Mañana iniciemos el día con nuevos bríos, con nuevas ansias de ver la vida. Vivamos con pasión nuestro trabajo por modesto o importante que este sea. ¡Les deseo lo mejor y los reto a ser felices aunque sea… a ratitos! ¡Abrazote de oso!

¡Aunque sea…a ratitos!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2