×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
23 Septiembre 2018 03:10:00
Austeridad
POR AÑOS, LOS ALTOS FUNCIONARIOS de México se han autoasignado sueldos millonarios pagados con nuestros impuestos; durante décadas han utilizado el poder para hacer jugosos negocios, luciéndose rodeados de lujos y haciendo gala del derroche. Y no solo altos funcionarios federales sino también a nivel estatal y municipal; los ejemplos abundan.

ESTA MALA PRÁCTICA, QUE ES una verdadera ofensa en este país pleno en desigualdad, se convirtió en uno de los puntos a criticar durante la pasada campaña electoral de AMLO, quien prometió un nuevo gobierno austero para invertir esos recursos de dispendio para paliar diversas y apremiantes necesidades.

¡TODAS LAS SEMANAS, EL PRESIDENTE electo menciona la necesidad de la austeridad, e incluso ha llegado a decir que “de ser necesario se llegará a la austeridad franciscana”. Recientemente, la bancada de Morena presentó su iniciativa de Ley de Austeridad Republicana, que incluye la reducción de los salarios y prestaciones de los altos funcionarios públicos, pero sin afectar, suprimir, disminuir ni restringir programas sociales.

ESTA INICIATIVA CONSIDERA REDUCIR LOS salarios y prestaciones de los altos funcionarios públicos, así como la eliminación de la onerosa pensión de retiro de los ex presidentes. Así mismo cancela los seguros de gastos médicos, seguros de vida o separación, y también menciona que los funcionarios públicos deberán recibir atención médica en los sistemas públicos de seguridad social. Además, prohíbe establecer regímenes privilegiados de jubilación, pensión o bonos de retiro.

LA INICIATIVA TAMBIÉN PROHÍBE INCREMENTAR el aparato burocrático, por lo que no se crearán nuevas plazas; limita el uso de vehículos oficiales, restringe el uso de escoltas, así como el gasto en propaganda oficial, y además limita el número de viajes oficiales de cada ente público, prohibiendo la adquisición de traslados en servicios de primera clase.

¡HASTA EL MOMENTO LA AUSTERIDAD propuesta no pasa de ser una serie de buenas intenciones, que poco a poco empiezan a ser cuestionadas por los afectados. Por ejemplo, en el Senado ya se dio marcha atrás a la decisión de no servir alimentos durante las sesiones; el coordinador de la bancada priísta, Osorio Chong, calificó como un exceso suspender los alimentos en aquel recinto, incluso señaló dicha suspensión como populista.

DESAFORTUNADAMENTE EMPEZAREMOS A VER CÓMO poco a poco los diferentes actores políticos se harán patos para evitar perder sus privilegios, y por ende, dificultarán la erradicación de la corrupción y la impunidad. Por desgracia no basta que el próximo presidente practique la austeridad franciscana y ponga el ejemplo, se requiere mucho más.

¡Y AUNQUE LA INICIATIVA DE ley es para el ámbito federal, es prácticamente imposible que algún día lleguemos a ver a nuestros gobernantes locales haciendo fila para consultar en algún centro de salud público –de esos donde no hay medicinas y faltan médicos-. O verlos manejando su vehículos particulares, o reduciendo sus comitivas cuando viajan al extranjero, o renunciando a sus seguros médicos, privilegios de jubilación y bonos, o simplemente pagar de su bolsillo sus comilonas en restaurantes.

PERO TAMPOCO LOS VEREMOS TOMANDO medidas para combatir la ineficiencia gubernamental que es el peor de los dispendios, esa ineficiencia de las obras públicas que siempre incrementan su costo y tiempo de ejecución, esa de la tramitología, la de los pésimos servicios de seguridad pública, la de la justicia accesible únicamente al mejor postor, la de las empresas fantasmas. Es esa ineficiencia la que indigna en este país donde nunca pasa nada aunque suceda de todo, es esa ineficiencia la que cuesta y nos cuesta mucho y es ahí donde también se puede generar un ahorro importante.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2