×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
26 Marzo 2020 04:08:00
Bababarbosa
Escuchar Nota
Se supone, solo se supone, que esta es una columna de humor político, pero a veces me dan ganas de renunciar, pues es demasiado complicado decir algo divertido de los políticos cuando los políticos mexicanos, en realidad, son un chiste.

Miguel Baboso, perdón, Barbosa, es el Gobernador de Puebla y ayer salió con que el coronavirus es una enfermedad de ricos y que los pobres son inmunes al virus. Al escuchar aquello al Popocatépetl le dieron ganas de hacer erupción y acabar de una vez y para siempre con Puebla. ¡Hazme el favor! ¿Cómo semejante ignorante puede estar a cargo del gobierno de un estado de la República? Seguramente esta bestia es de las que cree que el limón corta la grasa de la comida (lo siento si te ofendí, pero no, no la corta).

Lo peor del asunto es que Barbosa ni siquiera tiene la decencia de salir a dar la cara. No sé, tal vez podría decir: “Oigan, qué pena, estaba yo crudo, dije una burrada, pero obviamente el coronavirus le puede dar a todos, pobres y ricos. No es un asunto de clases sociales, sino de salud pública, así que por favor vamos a tomar todas las medidas necesarias para evitar el contagio”. Pero, no, eso es demasiado pedir para el bebé dinosaurio. Lo que su Gobierno hizo fue editar el video de su discurso, quitándole el polémico fragmento. (Como si no existieran miles de copias del original en todo internet).

Pero ahí no se acaba la historia. Resulta que días antes, en un mitin, el mismo Barbosa afirmó que la verdadera vacuna contra el coronavirus era el mole de guajolote. Por supuesto habrá quienes digan: “Ay, no exageren, está bromeando”. Pero el problema es que hay mucha gente que sí le cree a sus gobernantes, así sean idiotas. Digo, tan es así que Barbosa ganó las elecciones. Es decir, la gente votó por él a pesar de saber que no tenía la menor preparación para el cargo.

Solo imagínate: si tu gobernador agarra a chacota la epidemia del coronavirus, ¿tú por qué tendrías que tomártela en serio? El colmo es que, por donde se le vea, Barbosa está en el sector de mayor riesgo ante la enfermedad: tiene más de 60 años, padece diabetes, es hipertenso y no se cuida. No sé si lo sabes, pero hace apenas unos años, cuando era senador, al poblano tuvieron que amputarle un pie, precisamente, porque no se trató la diabetes y una pequeña infección se le convirtió en una gangrena que terminó llevándose su pie. Cuando lo entrevisté y le dije que cómo era posible que hubiera llegado a ese extremo, me dijo que no podía atender su salud porque tenía que estar metido en la grilla. ¿Cómo alguien que no se cuida a sí mismo puede cuidar a todo un estado? Ojalá que no le pegue el Covid-19, pero si le llega a dar... el fantasma de Martha Érika Alonso se va a reír a carcajadas.


Cuarentena

Veo en las redes sociales que mucha gente está desesperada por la cuarentena porque siente que no puede con la soledad y el aislamiento. Les tengo una propuesta: pregúntenle a sus amigas y amigos casados cómo se la están pasando. Se van a dar cuenta de que ustedes están en el paraíso.

¡Nos vemos el domingo!
Imprimir
COMENTARIOS