×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
08 Noviembre 2016 03:00:00
Back to Black: los Raiders están de regreso
Los Raiders confirmaron el domingo por la noche, que están a un paso de ser equipo contendiente de la AFC. Derrotaron al actual campeón con mucha facilidad en ambos lados del terreno, anulando a la muy pobre ofensiva de los Broncos y sí, apaleando sistemáticamente por tierra y por aire a su poderosa defensiva.

Los aún hijos favoritos de la ciudad de Oakland no dieron ese “golpe de autoridad”, como algunos lo han llamado, de la noche a la mañana, tampoco lo hicieron apostando a grandes contrataciones o a la rudeza que por décadas los caracterizó, simplemente volvieron a las bases de un equipo exitoso.

Al Davis construyó el imperio del “Hoyo Negro” desde los años 70, dejando libertad a sus jugadores y coaches para volver a los Raiders uno de los equipos más rudos de la NFL, pero también en uno de los más dominantes.

Excéntrico como era, Davis cometió cada vez más locuras al paso de los años y acabó, casi el sólo con una franquicia acostumbrada a ganar.

Con chispazos al principio de los 2000, los “malosos” se apagaron y se convirtieron la burla de liga, pasando de ser el equipo más castigado gracias a la intimidación que ejercen en sus rivales a ser castigados por indisciplina y mala preparación.

Mark Davis, el hijo de Al, dirige la franquicia desde la muerte de su padre en el 2011, pero no todo es su mérito pues poco antes de morir, Al hizo cambios que dieron inicio a la era que hoy muchos fans están gozando.

Su largo historial de malas selecciones colegiales se vio coronado cuando en el 2007 tuvieron la primera general y se llevaron al quarterback, JaMarcus Russell, tal vez el peor mariscal titular de las últimas décadas. Darren McFadden y Darrius Heyward-Bey llegaron en 2008 y 2009 y jamás pudieron consolidarse con el equipo a pesar de algunas buenas semanas.

Esa tradición de malas selecciones se rompió en 2014 cuando, después de varios años de reforzar poco a poco la defensiva, Khalil Mack llegó para convertirse en la columna de esa unidad. Como segunda selección, la respuesta a la ofensiva, Derek Carr y al año siguiente su complemento perfecto, el receptor de Alabama, Amari Cooper.

Davis también aprovechó la desbandada del 2014-2015 en casa de sus vecinos de San Francisco y firmó a Michael Crabtree y luego al suspendido linebacker, Aldon Smith, dos súper estrellas que encontraron hogar a unos cuantos pasos de la bahía. Para sorpresa de muchos otro LB, Bruce Irving, un miembro de la Legión del Boom de los Seahawks prefirió dejar al contendiente para Super Bowl y apostar por los nacientes Raiders.

Jack del Río, llegó para cambiar la mentalidad del equipo y las piezas se han ido uniendo poco a poco, para que ahora el equipo negro y plata esté solitario en una de las divisiones más difíciles de la NFL.

Tercera y largo

Muchos siguen sin confiar en la defensiva que encabeza el legendario Ken Norton Jr, pero sus números de las últimas jornadas cada vez los hacen lucir más equilibrados con su ya funcional ofensiva.

Con tres duelos divisionales como visitantes, el calendario no luce del todo cómodo, pero si los pone en una posición en la que uno de los equipos más populares en México no estaba hace años.

El duelo en el Estadio Azteca del próximo lunes 21 de noviembre no podría llegar en mejor momento, para una afición que ya estaba acostumbrada a perder, pero que ahora puede disfrutar ser contendiente tal vez, al tener un roster muy joven, por muchos años más.

Solo queda esperar si la ya muy anunciada mudanza a Las Vegas, no afecta al equipo, como pasó con los Browns el año de su mudanza a Baltimore a finales de los 90.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2