×
Armando Luna Canales
Armando Luna Canales
ver +

" Comentar Imprimir
09 Noviembre 2016 04:09:00
Bodas de odio
No es posible pretender defender a la familia con un discurso de discriminación y odio.

Esta semana, las diputadas y los diputados federales, que integramos la LXIII Legislatura tenemos una gran responsabilidad para que nuestro país ponga un pie en el futuro, y que México se convierta en un estado con los mismos derechos para todos y todas.

Si no hay cambios de última hora, la Comisión de Puntos Constitucionales analizará y votará el dictamen de la reforma en materia de matrimonios igualitarios, propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto.

Su contenido reconoce el derecho al matrimonio igualitario, a la adopción y a formar una familia sin importar la preferencia sexual.

El matrimonio igualitario a nivel nacional abre la posibilidad de un trato digno y sin distinciones para todos.

La iniciativa del presidente Peña permite homologar las reglas en todo el país, para que lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha resuelto para unos sea un derecho para todos.

En Coahuila este derecho está vigente desde el 2014, en donde más de 300 parejas del mismo sexo han contraído matrimonio. En la Ciudad de México también se han celebrado estos contratos civiles, mientras que otros estados, por mandato de la Suprema Corte, han resuelto a favor de este derecho a decenas de personas que se han casado bajo la figura del matrimonio igualitario.

Este alcance que tenemos hoy los mexicanos es una oportunidad que nos permiten las garantías individuales, a través de códigos en materia de derechos humanos y apoyo de organizaciones civiles que velan por llevarlas a cabo.

Este es un paso decisivo que aseguraría a miles de parejas en todo nuestro país los mismos derechos, dará certeza jurídica a su patrimonio, acceso a la seguridad social y sobre todo una familia legalmente reconocida.

Convencido estoy de que la tolerancia y los derechos son más importantes que las divisiones. Hoy tenemos un marco jurídico moderno y un código civil que no hace distinción alguna, y que dicta que ante la nación y las leyes, todos somos iguales.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2