×
Ricardo Raphael
Ricardo Raphael
ver +
Licenciado en Derecho por la UNAM. Maestro en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París, Francia. Maestría en Administración Pública por la Escuela Nacional de Administración (ENA) de la República Francesa. Estudios Doctorales en Economía Política y Políticas Comparadas por la Escuela para Graduados de Claremont, California, EU. Secretario General de Democracia Social, Partido Político Nacional. Representante ante el Consejo General del IFE del partido México Posible. Coordinador de la Comisión Ciudadana de Estudios para Eliminar y Prevenir la Discriminación. Actualmente es profesor afiliado a la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Conductor del Espiral, programa de análisis político dominical del Canal 11. Analista Político cotidiano del Noticiero Enfoque de Núcleo Radio Mil. Analista semanal del noticiero nocturno de Proyecto 40. Co-conductor del programa Claves, también de Proyecto 40. Integrante de la mesa editorial de la Revista Nexos. Miembro del Consejo Consultivo de Conapo. Cuenta con diversas publicaciones en temas relativos a: La transición democrática. La función pública. El sistema de partidos. Los derechos. La ciudadanía.

" Comentar Imprimir
04 Julio 2016 04:00:22
Borge, el corrupto
Las acusaciones de corrupción en contra del Gobernador de Quinta Roo, Roberto Borge, son incontables. Se suma que el abogado Ilán Katz presumió a colegas haber comprado a Borge por varios millones

El tercer gobernador que podría ir tras las rejas es Roberto Borge Angulo de Quintana Roo. Mucho se ha escrito sobre Javier y César Duarte, mandatarios de Veracruz y Chihuahua, respectivamente, pero la cola de este otro político priista podría ser aún más larga.

Dicho mandatario no se compró un banco, ni está acusado de robarse el dinero destinado a los programas de lucha contra la pobreza. Y es que la economía quintanarroense tiene sus propias vías para promover el enriquecimiento ilícito de sus gobernantes.

Tan grandes serán los delitos cometidos por Borge Angulo que hace unos cuantos días obligó al Congreso de su entidad para que sesionara de manera extraordinaria con el objeto de aprobar un paquete de reformas y nombramientos dispuestos para asegurarse impunidad hacia adelante.

Igual que hizo su homólogo en Veracruz, Borge ordenó crear una Fiscalía General de Justicia que sustituye a la anterior Procuraduría del Estado. Este órgano tendrá autonomía frente al siguiente gobernador –Carlos Joaquín González– y el fiscal contará con un mandato de nueve años sin remoción.

El dócil Congreso también entregó el cargo a Carlos Arrito Álvarez Escalera, quien ha sido el procurador de Quintana Roo durante el mandato de Borge.

Otro asunto aprobado por los diputados locales fue la elección, por 12 años, de tres de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, todas personas incondicionales del gobernador saliente.

¿De qué quiere protegerse Roberto Borge Angulo?

Las acusaciones de corrupción en contra suya son incontables. En todo caso, lo complicado es encontrar actos legales durante su administración.

Por lo pronto, aquí una joya soportada con buenas fuentes: en octubre del año pasado, el influyente abogado Ilán Katz presumió jactancioso a otros colegas que había comprado al gobernador Borge.

Al calor de las copas, dijo que logró sacar de la cárcel de Quintana Roo a Emilio González de Castilla –presidente de la barra mexicana de abogados entre 2003 y 2004– quien enfrentaba una orden de aprehensión por haber falsificado documentos de naturaleza pública para favorecer a un cliente.

Escandaliza que el expresidente de esa barra estuviese acusado de tal delito y todavía peor es que luego fue nombrado cabeza del comité de ética de esa misma organización.

Bien dicen que en México aquello que no se soluciona con dinero puede resolverse con mucho dinero. Según Katz, se necesitaron varios millones para obtener el favor del gobernador Borge.

Después de esta operación, Emilio González de Castilla fue liberado y pudo regresar a su despacho. El juez Nicolás Pinzón afirma haber recibido una llamada del entonces procurador, Carlos Arturo Álvarez Escalera, quien a nombre del Gobernador le pidió que liberara al abogado acusado de falsificar documentos y le ordenó que congelara las acusaciones en su contra.

Pinzón fue obediente y desde octubre del año pasado nada se ha movido de este expediente en el fuero local. En cambio, en la justicia federal habrá pronto sorpresas.

De comprobarse esta trama, Borge sería acusado de tráfico de influencias por haber recibido dinero de Katz, y también podría ser acusado de obstruir la justicia por haber instruido a su procurador para que operara la orden de liberación a favor de González de Castilla.

¿Cuántos otros servicios similares ofreció durante su mandato Borge Angulo? ¿En cuáles estaría involucrado como socio o como cómplice Álvarez Escalera? Con la evidencia disponible, ¿qué podría esperarse del nuevo fiscal, tan amigo del gobernador saliente y tan enemigo del próximo mandatario, Carlos Joaquín González?

Zoom

Las palabras fueron de Manlio Fabio Beltrones: “(hemos de) asumir el mensaje que nos ha dado el electorado al PRI y también a sus gobiernos, de que hay acciones y actitudes que hay que mejorar y cambiar para reconectarnos con la ciudadanía”. Pregunto: ¿cómo traducir este mensaje en lenguaje quintanarroense?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add