×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
03 Agosto 2018 04:00:00
Breve historia de la banca en México
Trayendo a la memoria la nada bien recordada administración del presidente José López Portillo (1976-1982), sexenio en que la banca comercial mexicana fue nacionalizada por decreto, en aquel lejano periodo los dueños o accionistas bancarios por ley debían ser mexicanos porque el capital internacional no podía participar en el jugoso mercado bancario. Durante varias décadas operó en el país una banca privada muy regulada, bajo la conducción del Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria. Las transacciones bancarias y financieras de las instituciones cubrían por lo general los requerimientos regionales, con excepción de dos o tres bancos cuya cobertura fue nacional. El acceso al crédito era sumamente restringido, solamente las clases económicas más pudientes de la sociedad podían convertirse en clientes prestatarios del sistema bancario.

Con el transcurrir del tiempo, el modelo económico del país se modificó: la economía se abrió al comercio y al flujo de capitales del exterior. El cambio de paradigma implicó varias modificaciones, por ejemplo, en el aspecto legislativo se  derogaron y modificaron varios artículos de la Constitución, y precisamente uno de ellos fue el que consideraba la prohibición de la inversión extranjera en el sector de la banca, por clasificarlo como estratégico para el desarrollo nacional.

De la estatización a la extranjerización. Después de algunos años de administración estatal de la banca, nuevamente fue vendida a la iniciativa privada, pero no a sus antiguos propietarios; los nuevos dueños no tenían experiencia en el sector, lo que se reflejó en una mala administración de los activos bancarios, y eso trajo como consecuencia que de nuevo se pusieran a la venta los bancos comerciales nacionales, lo que permitió que capitales de varios países industrializados participaran en el proceso de extranjerización de la banca.

Los principales bancos fueron adquiridos por  grupos españoles, estadunidenses, ingleses y chinos. La configuración geográfica del mercado pasó de la atomización (más de 30 instituciones) a la concentración de la banca (alrededor de 18 bancos). Las sucursales bancarias de origen internacional asentadas en México cubrieron la mayor parte del mercado nacional, los escasos grupos nacionales que quedaron fueron desplazados y atendieron a segmentos marginales de mercado. No obstante, un grupo bancario de capital regiomontano ha venido escalando posiciones dentro del mercado bancario, a través de la compra y fusiones con otras instituciones bancarias. Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en 2017, ese grupo alcanzó el segundo lugar del ranking nacional, sólo por debajo del grupo español que lidera el mercado, que clasifica a las instituciones de acuerdo con el valor de los activos que poseen.

Diferencias entre las tasas de interés activas (créditos) y de depósito. El banco de capital español más grande, por el valor de sus activos en el territorio nacional, obtuvo utilidades por mil 408 millones de dólares en el primer semestre de este año; la institución aportó más de 40% del total de los beneficios que ganó el grupo, incluyendo todas sus filiales en el mundo. El crecimiento de las ganancias en México se mantuvo en dos dígitos, fue de 21% con respecto al mismo periodo de 2017. Sin duda fueron ganancias extraordinarias, muy por encima de las que percibieron las empresas en el sector industrial de la economía.

Una de las razones de las elevadas ganancias de la banca en el país es la diferencia tan acrecentada que se da entre las tasas de interés pasivas y activas que maneja; pagan al ahorrador tasas de interés muy bajas con respecto a las que cobran a los prestatarios. En ningún país desarrollado el diferencial es tan grande como en México. Llama la atención que los reguladores (Banco de México, etcétera) del sector no hayan intervenido, cuando menos para evaluar la validez de la batería de costos que asumen las instituciones al otorgar créditos y que se cargan a través de la tasa de interés al solicitante del préstamo. 
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2