×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
12 Abril 2018 04:07:00
Bronca, bronca, bronca, bronca
¿Y ahora qué le decimos a los niños? ¿Cómo diablos le vas a explicar a tus hijos que no hagan trampas, que respeten las reglas, que no sean gandallas, si están viendo que en la política ocurre todo lo contrario?

Tomé un diccionario para buscar la definición de “sinvergüenzas” y me encontré con las fotos de José Luis Vargas, Indalfer Infante, Mónica Soto y Felipe Fuentes. ¿Quiénes son? Son los cuatro magistrados del Tribunal Electoral que se sacaron de la manga el pretexto más barato para darle a Jaime “El Bronco” Rodríguez la oportunidad de ser candidato presidencial. Bueno, el pretexto es barato, pero supongo que su sentencia salió carísima. Digo, espero que estos infelices al menos hayan cobrado una buena lana por su transa, pues de otra forma se habrán desprestigiado para toda la vida de forma gratuita.

Resulta que a “El Bronco” el INE le negó el registro porque, oh, pequeño detalle, más de un millón de las firmas que presentó ¡eran falsas! Y no sólo eso: el gobernador de Nuevo León pretendía competir por la Presidencia utilizando credenciales de elector falsificadas, firmas de electores muertos, fotocopias de credenciales y hasta fotos tomadas de la pantalla de una computadora. Pues con razón recolectó como 2 millones de firmas: ¡eran patito! Es decir, en México ya no sólo clonamos relojes, botellas de tequila y bolsas de marca, sino también credenciales de elector pa lo que le ofrezca a cualquier candidato necesitado de apoyos, aunque sea de a mentiritas.

Bueno, pues a pesar de que se demostró que “El Bronco” hizo trampa –ni el América, me cae– aun así los magistrados del Trife decidieron que, ¡pobechito!, no le respetaron sus derechos electorales y que, para apapacharlo, había que convertirlo en candidato a la Presidencia. Como dijo la gallina daltónica: ¡qué huevos tan azules!

Es decir, para esos cuatro magistrados el hecho de que Jaime Rodríguez haya cometido fraude no importa. Lo que importa, dicen, es el procedimiento. Es decir, si para ser candidato a la Presidencia, “El Bronco” le hubiera pegado de tiros a José José, lo importante no sería eso, sino que se llevara a cabo de manera correcta el procedimiento.

¿Por qué tomarían una decisión tan absurda los magistrados? Obviamente no creo que lo hayan hecho por ellos mismos. Lo que se dice –y yo lo creo– es que el Gobierno de Enrique Peña quiere a “El Bronco” como candidato por una simple y sencilla razón: que le quite votos a Andrés Manuel López Obrador. Y no sólo suena lógico, sino bastante creíble, ya que de populista a populista ambos se dan un quién vive y, claro, van por los mismos sectores de la población.

Así que si en estos días ven al viejito chulo AMLO con cara como de estreñimiento, es porque ya le pusieron enfrente a uno de su rodada.

Y ahora, del puritito coraje, voy a contar el chiste más asqueroso que conozco. Tan asqueroso como el fallo de esos cuatro magistrados del Tribunal Electoral. Le dice un amigo a otro:

–¿Sabes qué es muy asqueroso?

–¿Qué cosa?

–Tirar tus calzones a la pared y que se queden pegados.

–¡Guácala!

–¿Y qué es más asqueroso?

–¿Qué?

–Que empiecen a resbalar hacia abajo.

–Ya cállate.

-¿Y qué es más asqueroso todavía?

–No quiero saber.

–¡Que empiecen a caminar por el piso!

¡Nos vemos el martes!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2