×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
02 Diciembre 2017 04:00:00
Cachan a funcionario en el hurto a Pemex
Por: Francisco Navarrete

Decíamos que los índices de criminalidad están a un nivel altísimo, poco visto desde, bueno, desde tiempos de mi General Balazos, Felipe Calderón.

Pareciera que Peña Nieto, al no haber levantado el país, a lo único que se dedicó fue mejorar la inseguridad, y vaya que lo está logrando. Lo que no pudo fue mejorar la seguridad pública.

Pero no sólo el Presidente. Pareciera que funcionarios de todos los niveles y de colores diferentes están comprometidos con la tarea. Unos por ineficacia, la mayoría por incompetencia, que no es lo mismo, pero como si lo fuera.

Y otros tantos, más vivillos, entrándole con fe a la rapiña.

Pareciera, entonces, evidente que las virtudes por las que el Consejo Nacional priista escogió a Meade como candidato son dos: que no es oficialmente priista, lo cual es una gran virtud, y que no ha sido agarrado en alguna transa. hasta el momento.

Paréntesis: quien no sepa lo que es el Consejo Nacional del PRI, piense en la iniciales “Enrique Peña Nieto”. Es lo mismo.

Continuemos con el tema: los niveles de corrupción en el sector gubernamental están también en lo más alto de los indicadores, en niveles nunca antes vistos desde. bueno, desde tiempos de mi tlatoani Quetzalcóatl, mejor conocido como José López Portillo.

La diferencia con aquellos tiempos es que nos enterábamos de los robos y expolios años después, cuando las crisis y devaluaciones nos agarraban con el Jesús en la boca (no es autoalbur).

Ahora, gracias a los chismeaderos de internet y la aguerrida oposición –más aguerrida cuando menos oportunidades tiene de llegar al poder–, las noticias vuelan. Y con suerte, vuelan los perpetradores. Más vuelan y menos los pueden atrapar mientras más roben, y mejor repartan.

El último escándalo involucra a un funcionario del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

¿Seguridad Pública? ¡Pues claro! Ellos sí saben de qué lado masca la iguana.

El angelito se llama Iván Alejandro Vergara Ayala y presentó su renuncia, como es de rigor decir, “para no entorpecer las investigaciones”.

O quizá renunció porque ni necesidad tiene del hueso. Él es parte de un negocio familiar con varias gasolineras en su haber por los caminos de Guanajuato.

Ajá: uno de los estados más asolados por el hurto de trenes de carga y sobre todo el huachicoleo, el robo gasolina de Pemex y su reventa en expendios clandestinos o en gasolineras en toda forma, avaladas. por el mismo Pemex.

Y resulta que se encontró combustible huachicoleado en las gasolineras de Ivancito, mi rey. Cosita.

Les ahorro el comentario final. Ustedes concluyan.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6