×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
11 Marzo 2017 03:00:00
Cae el crédito en enero
Como ya lo habíamos comentado, y a pesar de que los bancos siguen ofreciendo e incrementando sus líneas de crédito, ciudadanos y empresas prefieren no tomarlos, liquidar los actuales y esperar a ver en qué terminan las negociaciones del TLCAN. Por segundo mes lo anticipamos: la cartera de crédito volvió a caer, ahora en enero. De acuerdo con cifras oficiales del Banxico, la cartera total de créditos vigentes al sector privado en diciembre de 2016 era de 3.624 billones de pesos y al 31 de enero cerró en 3.621 billones de pesos, es decir 3 mil 400 millones de pesos menos, aunque en términos anuales creció 7.9%, una vez descontada la inflación, ya que la caída de la cartera lleva apenas dos meses.

Normalmente este tipo de comportamiento (baja en la cartera de crédito) se observa cuando la economía está en recesión y las empresas y ciudadanos prefieren no consumir, preocupados por lo que pueda ocurrir. Además, es una pésima señal que el motor del crédito se apague, cuando había sido uno de los principales factores del crecimiento nacional al haber impulsado al mercado interno durante 2014, 2015 y 2016.

El crédito al consumo se ubicó en 878 mil millones de pesos al cierre de 2016, mil 200 millones menos que al cierre de diciembre. A pesar de los despidos de personal y la cuesta de enero, las personas decidieron no gastar e incluso reducir sus deudas. El rubro más afectado fue el de tarjetas de crédito, que bajó su cartera 2.7% en términos mensuales; los créditos de nómina apenas subieron 0.5% y los créditos personales bajaron 0.3% al cierre de enero de 2017. Por su parte, el crédito a la vivienda sufrió una fuerte desaceleración, ya que el año pasado crecía a un ritmo de 7.2% y ahora lo hace 5.6%, para un aumento mensual de 3 mil 500 millones de pesos, cuando el promedio mensual de 2016 era de casi 6 mil millones.

El crédito para vivienda de interés medio y residencial está desfasado porque se trata de un proceso que inició meses atrás con la firma de la compraventa y el enganche, y después pueden pasar de 3 a 6 meses para la firma de la escritura, que es cuando el banco da los recursos para que la operación se finiquite, por lo que no sería raro que en los próximos meses observemos una desaceleración mayor en este tipo de créditos.

Es importante señalar que mientras las tasas de interés hipotecarias se ubicaban en alrededor de 8.50% hace un año, cuando los Cetes estaban en 3.50%, al subir estos, pero sobre todo las tasas de largo plazo, las tasas hipotecarias rondan 10%, y una mayor mensualidad afecta negativamente la demanda de este tipo de instrumentos.

También el crédito empresarial mostró una caída en su cartera vigente total entre diciembre de 2016 y enero de 2017 al pasar de 1.974 billones de pesos a 1.967 billones, es decir una reducción de 6 mil 600 millones en un mes, cuando tradicionalmente las empresas afectadas por la falta de flujo recurren a los créditos para hacer frente a la cuesta de enero.

Perspectivas. La caída en la cartera total vigente del crédito es consistente con los bajos niveles de confianza tanto del consumidor como del productor, provocada a su vez por la incertidumbre sobre lo que pueda ocurrir con la renegociación del TLCAN, así como el inicio del proceso electoral rumbo a 2018. Esperamos incrementos de tasas de interés en los próximos 24 meses, producto de mayores tasas de interés en EU, resultado de las políticas económicas de Donald Trump. México, para evitar una estampida de “capitales golondrinos”, deberá ajustar su tasa en la misma medida. Al subir la tasa de interés de referencia en México, subirán las mensualidades y la tasa que haga viable el retorno de inversión de los proyectos empresariales, lo que reducirá la cantidad de los mismos y, por ende, habrá menor demanda de créditos. Dice el Sr. Presidente que la renegociación del TLCAN durará sólo lo que resta de 2017, pero podría extenderse durante 2018 o incluso ser parte de la agenda del próximo presidente.

Ustedes qué opinan mis queridos seis lectores.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add