×
Christian García
Christian García
ver +

" Comentar Imprimir
26 Marzo 2019 03:38:00
Caer en abismos
El universo es un monstruo que nos devora todos los días. Caminamos, nos enamoramos y morimos. Caemos rendidos ante lo inevitable no del destino sino de esa otra cosa mutable, pero inamovible, que es la vida. De eso van los relatos que Alejandra Costamagna (Chile, 1970) cuenta en Imposible Salir de la Tierra (Almadía, 2016).


Estos relatos son ventanas a cotidianidades que escapan de las manos de los personajes. Son vidas lentas o rápidas, silenciosas o ruidosas en las que el mundo se acompasa al ritmo de palabras que, poco a poco, entretejen una visión ajena, pero cercana, a lo que es caminar por este mundo.

Para la chilena las pausas son importantes. Su prosa se deshace en huecos que cubre con descripciones en apariencia nimias que sirven como puente entre el universo exterior y el interior del personaje. Quizá de ahí proviene el título del libro, de un imposible salir de nosotros mismos.

Epidemia en Triguén narra la obsesión de una joven por su jefe. Una historia que se construye lenta y avanza de forma vertiginosa a un final trágico. Es como el amor: inicia con una mirada o una palabra y se acelera en un torbellino de perversidad, un tifón de celos y caos.

Con Cachipún asistimos como vouyeristas a la historia de dos hermanas que deben trabajar para mantener a su familia. Una entrevista para ser contratadas en un bar revela, a través de un juego de niños, una relación incestuosa que sostiene un fracaso personal y, a la vez, dinámico.

El cuento que da nombre al libro muestra una metáfora sobre las relaciones filiales que aparecen como un tumor que crece lento dentro de una joven, cuya hermana está enferma también. Vemos la muerte de un padre lejano, una madre que no lo soporta y el orgullo por dejarse morir. De nuevo, otro fracaso.

Los personajes se permiten mirarse a sí mismos en relación con el resto de su mundo. Son reflejos de lo pequeño que son en comparación de su universo.

Quizá todo el libro pueda resumirse en una frase del cuento Are You Ready?, un viaje de conocimiento al otro lado de la cordillera de Los Andes. Visitar a algo que alguna vez fue alguien, o como dice el narrador: “Lo que veía ahora no era una persona. Era una mudanza, una evaporación, otra cosa. Y supuso entonces, que eso era morir”.

La visión de la infancia también es importante en el libro. Niñas pequeñas le dicen adiós a su inocencia y entran en el terreno pantanoso de lo que desconocen. Se ensucian con las ideas y las palabras de los adultos que las crearon y, después, las forjaron a su imagen y semejanza, como sucede en Agujas de Reloj y Nunca Nadie se Acostumbra.

La autora habla también de la adolescencia y la paternidad, como sucede en Gorilas en el Congo y Cielo Raso. En ambos cuentos somos partícipes de las contradicciones de etapa.

Naturalezas Muertas es el último relato, el fin de un viaje que se alarga y se ramifica con los temas que lo antecedieron. Un hombre se enamora de una chica que lo motiva a abandonar su vida en Santiago para iniciar juntos una nueva existencia en un pueblo pequeño del que él nada sabe. Así como también desconoce la relación que ella mantiene con su tío. Un bar nuevo y un vacío que nada llena y crece.

Costamagna muestra realidades que desconocemos y nos extrañan. Las cubre con un suave velo de silencios y nos atrapa, cuando pisamos sobre ellas, sin conocer los abismos que nos aguardan.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2