×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Diciembre 2018 04:00:00
Cama ranchera
Igual que un sastre iniciara el pantalón empezando por la valenciana, yo iniciaré este texto con lo de atrás para delante o lo de abajo para arriba.

Haré, por lo pronto, un listado con frases amorosas y bien trovadas a fin de explicar, por lo final, las razones que me movieron para entregárselas a usted. Aquí están.

Tú eres el aire que respiro para vivir, tú eres la tierra donde al fin descansaré. / Si la muerte me la dan tus brazos, no habrá prisionero más feliz que yo. /Háblenme montes y valles, grítenme piedras del campo; cuándo habían visto en la vida, querer como estoy queriendo, llorar como estoy llorando, morir como estoy muriendo.

Aclaro: elegí apenas un mínimo de frases tomadas al azar entre canciones mil. Probablemente haya identificado algunos versos, pues pertenecen a letras muy conocidas por los mexicanos. La razón atiende a que, hace poco tiempo, en una estación de radio cierta locutora hacía una reflexión para aleccionar sobre moral a nuestra sociedad; leía, para ello, una anécdota cuyo protagonista trocaba su corazón bueno por uno malo, y entre las manifestaciones de su transición estaba un nuevo gusto por la música ranchera.

He tenido una lucha interna a partir de entonces. Gusto de la música clásica, también del rock, pero no negaré que a menudo escucho música ranchera y, lo peor, me gusta. No tengo claro si soy mala todo el tiempo o solamente cuando mal entono la letra de “Hermosísimo lucero”.

Entiende cuánto los prejuicios guían la vida en una sociedad, sin embargo, son los medios masivos quienes tienen el cometido de limarlos para lograr una mejor convivencia y mayor comprensión entre la muy diversa población que somos en cada punto del planeta.

Las letras que elegí muestran cierto conocimiento literario, bastante creatividad y no poco sentimiento. No me queda claro cómo la locutora llegó a esa conclusión, quizá para relacionar el tema del riesgo social con la música pudo haber utilizado el ejemplo de quienes escuchan temas con abierta alusión sexual o palabras insultantes hacia la mujer; aun así, el calificado de “malo” seguiría siendo dudoso.

(.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo))
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2