×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
30 Mayo 2018 04:00:00
Camino ecológico
Hace algunas semanas, surgió la noticia de que integrantes de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados emitieron un dictamen que sugiere disminuir el consumo del popote en establecimientos alimenticios y de bebidas, el cual –una vez remitido para su aprobación–, mostró mayoría y poca abstención. En él se estableció disminuir el consumo de los popotes, sin prohibición alguna, salvo caso en contrario este mismo sea voluntario. Sin duda alguna, un tema de difícil comprensión, toda vez que hablamos de una fase cultural, como si no queriendo una fuerte recomendación, tras el alarmante daño que genera el plástico al medio ambiente y a lo que, según especialistas, al paso del tiempo habrá más plástico que peces en los océanos.

Este tema dio de mucho de qué hablar, pues según fuentes en redes sociales el 94% de los más de 15 mil popotes que se consumen diarios en el país no se reciclan, controversia que dio de que hablar en las radiofusoras y generó espacios en medios informativos exclusivamente para la participación de comerciantes, llevando a cabo el desarrollo de tan importante tema. Algunos partícipes que ponían en duda un sinnúmero de factores y por supuesto daban pie a que las preferencias de la clientela estaban preponderantemente inmiscuidas, como si lo fueran susodichas costumbres.

Se han venido generado avances en algunas entidades de la República, como es el caso de Veracruz, en donde una fundación presentó la iniciativa que por tanto prohibió el uso de las bolsas de plástico y los popotes, siendo la primera entidad federativa en dar fe a la humanidad, consolidando dicha propuesta y es que todos sabemos que por su famoso puerto es un estado inmiscuido con el Golfo de México.

En la actualidad, países como Estados Unidos han tomado fuertes medidas para disminuir el daño ecológico, hoy día cadenas comerciales no permiten el uso de bolsa de plástico. Por algunos centavos se ofrece una bolsa reutilizable de material biodegradable para abordar tus compras, y esto en caso de que así lo requieras, es decir, también puedes abordar tus compras tal y como las tomaste de los anaqueles; sin duda, una dinámica totalmente ecologista.

Ideas que adentran en legislaciones y se hacen una realidad, mismas que bien tratan de revertir lo inorgánico a orgánico, y que además presumen que la propia disolución, quema o descomposición de productos no producen elementos tóxicos, siendo totalmente rentables. El camino es largo, pero no lento, todo tipo de propuestas deben ser analizadas en las mesas legislativas de nuestras entidades federativas, y es que si bien contemplan lo que representa el factor económico, también lo es que el mundo no puede estar en segundo término y es que tan simple y llanamente es nuestra casa, es lo que nos da vida.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6