×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
25 Enero 2017 04:10:00
Campaña confusa
Una vez que resolvió los problemas de unidad al interior de su partido, sobre todo por los desplantes del senador Luis Fernando Salazar, Guillermo Anaya acudió a la sede del PAN Coahuila para registrarse como precandidato a la Gubernatura y arrancar de inmediato la precampaña, pues el tiempo apremia y el plazo que el Código Electoral concede para promocionarse empezó hace cinco días y finalizará el 28 de febrero.

El PAN está en condiciones de hacer precampaña, pues como lo hizo el PRI, también registró a un candidato “postizo” para cubrir el requisito de tener mínimo dos aspirantes al mismo cargo, pero en este caso hay dudas pues el método registrado por los panistas ante el Instituto Electoral de Gabriela de León es designación de candidato, no elección, de tal suerte que el PAN y sobre todo la autoridad electoral deberá hacer las aclaraciones correspondientes.

La irregularidad en la que los panistas estarían incurriendo sería la de actos anticipados de campaña, cuyo castigo es la cancelación de registro al candidato, pero ¿a estas alturas habrá algún tribunal que se aviente al ruedo?

SUMAS Y AUSENCIAS

En su registro, Anaya reunió a todos los que como él levantaron la mano: la senadora Silvia Garza Galván; el coordinador nacional de los diputados locales panistas, Marcelo Torres; el Alcalde de Monclova, Gerardo García Castillo; el de Saltillo, Isidro López, y al propio Luis Fernando Salazar. Por cierto, este último no pudo evitar gritos y rechiflas dispersas desde el público por las rabietas de cuando supo que no sería el candidato.

También hubo ausencias que se notaron, como la del exdirigente estatal del PAN, Carlos Orta Canales, pues según nos dicen sigue pegado a Margarita Zavala como uno de sus coordinadores nacionales de precampaña. Tampoco se vio en el evento a Esther Quintana Salinas, que dejó la jefatura de la Oficina del Alcalde para prepararse y participar en la siguiente elección, ya sea por la Alcaldía o hasta por una diputación

DE TODOS LADOS

Se dice que al registro de Memo Anaya vinieron panistas de todo el estado. El contingente más numeroso fue el de Monclova, y para su traslado se necesitaron tres autobuses que según esto financió “el Gallo de Acero”. De Torreón vino un autobús y de Acuña otro, con cargo a la cuenta de Lenin Pérez, quien abortó como precandidato a Gobernador por Unidad Democrática y se alió con el PAN y Memo Anaya.

CUBRIR EL REQUISITO

Como decíamos, para justificar la precampaña, además de Memo Anaya, el PAN de Bernardo González registró a un precandidato “postizo”, algo así como el PRI lo hizo con el dirigente cetemista Jesús Berino Granados, cuya postulación le permite a Miguel Riquelme hacer campaña por todo el estado.

En el PAN el candidato “de a mentiritas” se llama Roberto Carlos López García. Nos dicen que es originario de Torreón, donde da clases en alguna parte y estuvo al frente de la delegación estatal de la Condusef durante cuatro años, hasta 2014, cuando renunció para luego desaparecer de la escena pública.

En 2011, en Torreón, López fue promotor de la campaña de Guillermo Anaya para Gobernador.

LA ALIANZA QUE NO FUE

La dirigencia nacional del PAN, en específico su presidente Ricardo Anaya Cortés, confirmó lo que desde el lunes por la noche trascendió como una posibilidad real: el fracaso de la alianza electoral de su partido, con el de la Revolución Democrática de Alejandra Barrales, tanto en el Estado de México como en Coahuila.

También quedó en firme lo que se anticipó en este espacio respecto al motivo del fracaso de la alianza. Según los amarillos, fueron relegados a posiciones menores y no los iban a dejar ser protagonistas en municipios donde tienen fuerza política; en la versión de los azules, poderosos intereses al más alto nivel de la política mexicana se movilizaron para impedir que las dos principales fuerzas electorales llegaran juntas a la contienda del 4 de junio y se repitiera la historia de alternancia en Durango, Veracruz, Tamaulipas y Chihuahua. ¿A quién creerle?

Por cierto, ayer mismo un grupo de perredistas acusó a la exdiputada federal Mary Telma Guajardo Villarreal de sabotear la alianza con el PAN y advierte que no descansará hasta echarla del partido. ¿Será?

TAMPOCO CON EL PT

El PRD tampoco irá con el Partido del Trabajo, como originalmente se dio a conocer. En el partido de rojo van por su cuenta y nos hablan de dos gallos para disputar la candidatura al Gobierno del Estado: la empresaria Patricia Torres Martínez, con experiencia en contiendas electorales, pues ha sido abanderada de varios partidos, y el abogado Ricardo Torres Mendoza, quien según nos dicen anda muy activo y un día sí y otro también recorre colonias de Saltillo y otros municipios en la talacha electoral. La moneda está en el aire.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add