×
JC Mena Suárez
JC Mena Suárez
ver +

" Comentar Imprimir
23 Febrero 2017 03:00:00
Campañas contra los alimentos
¿Por qué los alimentos que hemos consumido por generaciones ahora son tan malos? Los investigadores siempre están buscando nuevos resultados sobre lo que creíamos conocer y eso muchas veces cambia nuestros hábitos por conservar nuestra salud.

Las campañas en contra de los alimentos han sido muy duras contra el azúcar, hacen mención de cuán dañina es para la salud y siempre atacan por el lado de la diabetes y la obesidad. Sin embargo, la mayoría de los alimentos la utiliza en su preparación, para lo cual surgió cantidad de compañías que venden sustitutos, algunos artificiales y otros naturales a base de otras plantas.

Respecto a las grasas trans, muchas marcas han comenzado a poner en sus etiquetas que su producto es libre de ellas (¿será cierto?). Del mismo modo surgieron nuevos aceites que presumen de ser sanos al no contenerlas y los promueven en grandes campañas publicitarias para que la gente los compre y “así cuiden su salud”.

Por generaciones, el gluten siempre ha sido consumido en el pan y nunca había sido un problema. Ahora dicen que es malo y nos quieren hacer cambiar de hábitos para que compremos panes más caros bajo la misma hipótesis: “sin gluten es más sano”. Ahora vemos seguido que ofrezcan pan sin gluten, aunque algunos dicen que no sabe a nada.

La leche también ha sido un alimento constante en la evolución del ser humano, pero ¿qué cambió? Antes tomábamos leche “bronca” y no había ningún problema, pero ahora a las vacas las alimentan con soya, cacahuate y mandioca, sin olvidar las grandes cantidades de antibióticos y suplementos artificiales. Si la vaca tiene esa alimentación, produce leche a base de lo que come y por tanto ingerimos lo mismo que le dieron a la vaca. Tras las campañas contra la leche, surgió una gran cantidad de negocios que venden leche vegetal, de almendra, coco, arroz, etcétera, pero el costo es mucho más elevado y aún así sus ventas son altas.

En los años 40 del siglo pasado se introdujo la manteca vegetal y se promovió como lo mejor que había al ser hidrogenada y homogeneizada. Hoy, lo peor que puede haber, según los estudios, es que esté hidrogenada. Antes sólo había manteca de puerco para preparar los alimentos y no había ningún problema. ¿Por qué la gente enferma tanto con los alimentos actuales?

Ahora también vemos que hay alimentos orgánicos por todos lados, son mucho más caros y nos dejan con la pregunta: ¿lo serán? No vemos por ningún lado los grandes plantíos o las grandes granjas donde puedan darse alimentos con dicha calidad, tal vez sólo les ponen en la etiqueta que lo son y no es cierto. ¿Quién regula que dichos alimentos sean orgánicos de verdad? En una fábrica de mayonesa pasó un caso que sienta precedente para dudar. Cuando despidieron a un ingeniero, este reveló que era mentira lo que decía la etiqueta “sin colesterol” y afirmó que era la misma mayonesa, sólo le ponían otra etiqueta.

Tal vez los alimentos sí tengan cierto grado perjudicial para la salud, pero sólo si los comemos en exceso, entonces hay que pensar que es bueno comer de todo, pero poquito y no abusar de ellos. Échele sólo uno o dos gramos de sal a la comida, un poco de azúcar para endulzar y un poco de grasa; en poca cantidad, sigue siendo nutritivo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2