×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
28 Enero 2019 03:57:00
CARROS ELÉCTRICOS
“Las chicas prefieren los coches eléctricos. Ese fue el mensaje de marketing en 1915, cuando los autos a gasolina empezaron a arrollar decisivamente a los autos eléctricos.
Los vehículos que funcionan con baterías mantuvieron la popularidad entre los conductores femeninos en las ciudades, quienes los valoraron por su confiabilidad (no explotarían, como se sabía que lo hacían en ocasiones los autos a gas), y la facilidad de uso. Clara Ford, esposa de Henry, cuyo Modelo T diezmó el automóvil eléctrico, conducía un 1914 Detroit Electric. (Lo que su esposo hizo del hecho de que ella no conducía un Ford está perdido en la historia). Los modelos de Detroit podrían correr 80 millas con una sola carga, con una velocidad máxima de aproximadamente 20 mph.
Al parecer, Clara Ford sabía lo que Henry Ford no sabía: los vehículos eléctricos eran y aún son más confiables que los automóviles a gasolina. Clara no podía arriesgarse, de modo que era eléctrica. Hoy preferiríamos evitar una avería, de modo que la opción es eléctrica.

Los tiempos pueden haber cambiado el panorama automotriz, pero las verdades que se aplicaron a los vehículos eléctricos hace un siglo todavía se aplican hoy en día. Fuente: TIME”.

CONSERVATISMO

“Pregunta: Doug, el cierre del Gobierno de EU es ya el más largo que ha habido. ¿Te sorprende que haya durado tanto? Doug: No estoy sorprendido, pero definitivamente estoy contento. Dieciséis días bajo Obama.
Veintiún días bajo Bill Clinton. Cinco paradas en el reloj de Jimmy Carter. Este, al igual que sus antecedentes, no es más que una tempestad en un inodoro, sólo una molestia para un pequeño segmento de la población. En este caso, el cierre se debe a que Trump no está obteniendo los $5.7 mil millones que desea para su muro.
¿Debería incluso haber un muro? Mi respuesta es ‘no’, por varias razones prácticas y filosóficas. Mantener alejados a los ilegales es una buena idea. Pero sucedería naturalmente si sólo se hicieran dos cosas.
Punto número uno, deshacerse de los beneficios de welfare que atraen a las personas equivocadas. Durante el siglo 19 y hasta la década de 1930, no hubo absolutamente ningún beneficio de bienestar para los inmigrantes, ni para nadie más. Como resultado, atrajo a los buscadores de oportunidades. Punto número dos, todas las propiedades de los Estados Unidos deben ser de propiedad privada.
Incluyendo calles, aceras, camellones y parques. De esa manera, si no pueden sostenerse a sí mismos, o hacer un acuerdo con alguien que lo haga, simplemente no tendrían un lugar para dormir. ¿No hay bienestar? ¡¿Ninguna propiedad sin dueño donde los vagabundos pueden merodear?! Suena sin corazón.
Pero en el mundo de hoy, el público no quiere menos Gobierno. Quieren mucho, mucho más. Las encuestas muestran que la mayoría de los millennials favorece el socialismo”.

DECLIVE MILITAR

Las cifras se presentan como una mala noticia; pueden no serlo: “Hace tiempo el Pentágono fue la fuerza impulsora detrás del presupuesto federal. En 1960, la defensa era 52% de los desembolsos federales y 9% de la actividad económica general (producto interno bruto).
En 2017, las cifras comparables fueron 15% de los desembolsos y 3% del PIB. Los gastos militares se encuentran en una competencia con el estado de bienestar estadunidense (Seguridad Social, Medicare, Medicaid, cupones de alimentos y similares), que ahora representa aproximadamente 70% de los de-sembolsos presupuestarios.
El Pentágono está perdiendo. Los programas de bienestar tienen una gran cantidad de votantes. La defensa tiene menos. Los políticos montan el conflicto. Votan por el bienestar al tiempo que insisten en que el ejército de los Estados Unidos sigue siendo el más poderoso del mundo.
Esto racionaliza la inacción en la defensa, pero olvida convenientemente que el margen de superioridad de los militares se ha reducido drásticamente. Mientras tanto, los adversarios potenciales (China y Rusia) se están armando”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2