×
Juan Vené
Juan Vené
ver +
Nacido en Caracas, Venezuela, el 10 de enero de 1929, comenzó como reportero en junio de 1947, apenas graduado en preparatoria. Después, 1949-´53, estudió periodismo y se gradó, en la Escuela Miguel Márquez Sterling, de la Universidad de Habana. Ha trabajado en todas las fuentes del periodismo y en todos los medios posibles, además de escribir y ver publicados 19 libros. Desde octubre de 1960 se dedica especialmente al beisbol de Grandes Ligas. Está casado, tiene dos hijas, tres hijos, tres nietas, tres nietos y dos biznietas. Email de contacto: [email protected]

" Comentar Imprimir
18 Septiembre 2017 03:00:00
Carta a Héctor Espino ofendido en Hermosillo
Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).- “Toda mi vida he preferido tener buena suerte que ser buen lanzador”… Lefty Gómez.-
  
Amigo Héctor…:

Si aún estuvieras en este mundo llamado “de los vivos”, aun cuando siempre hay unos cuantos tontos por ahí, morirías de desencanto, del dolor de sentirte víctima.

Aparte de los agradables y numerosos recuerdos que dejaste, lo único que queda de ti en tu amado Hermosillo, es la estatua, erigida en el estadio que llevaba tu nombre. Pero esa figura, bate en mano, y bates alrededor, tiende a desaparecer por la acción de agresivos borrachitos desconocedores del beisbol, desconocedores de quien fuiste, quienes en cada borrachera se llevan algo del monumento, que debería ser sagrado.

Fuiste un espectáculo maravilloso para el mundo del beisbol, y especialmente para regiomontanos y
hermosillenses.

En Monterrey no han hecho nada para honrar tu memoria. Como si nunca hubieras disparado un jonroncito para los Sultanes. En Hermosillo, ya ves, los borrachitos, porque no saben qué clase de mexicano fuiste, y la gente del beisbol porque le sale del forro del introstícoli, abandonan tu memoria a su suerte… la cual, por cierto, no parece nada buena.

 ¡Y tan sencillo que hubiera sido mantenerte honrado, respetado, querido!

Todo lo que debieron hacer, era bautizar con tu nombre el nuevo estadio de los Naranjeros, y mudar en seguida la estatua hasta allá, hasta el frente de esa casa.

¡¿Quién sabe por qué no tomaron decisiones tan fáciles?!.

Quizá no te quieren. Parece que más bien te odian.
 
Sí, te odian, es la única explicación del motivo por el cual han entregado tu estatua a las manos temblorosas de los borrachitos.

Pero, como dicen los
galleros, “hay que salvarle, aun cuando sea, un ojo al gallo”. Por eso, si queda algo de vergüenza, si hay respeto, si existe la buena voluntad, mañana mismo o esta tarde, mudarán la estatua hasta el nuevo estadio al cual, por fin, bautizarán con tu nombre.

Si no, clamo por algo, pero ya, a menos que nadie lea en Hermosillo ni en Monterrey..

¡Horrible! para quienes te queremos y admiramos.

Abrazos, Héctor… Juan Vené.

RETAZOS.- ** Los Yankees han estado ganado últimamente seis de cada nueve juegos. ¡Van bien, muchachos, van bien!... ** El mexicano Marco Estrada (Blue Jays), quien puede ser agente libre al terminar la temporada, llegó al número de victorias que totalizó el año pasado, nueve… ** Habrá muy buen beisbol en los playoffs, según los equipos que han clasificado, Indios, Dodgers y muy cerca ya, Astros… ** A bordo de la revista Strikeout, de Culiacán, volaré próximamente a Hermosillo. ¡Por allá nos vemos!... ** Por cierto, los Tomateros están armando un roster capaz de emocionar a todo Sinaloa, yo qué te digo… ** Hace hoy 40 años se retiró del beisbol Brooks Robinson, quien fue directo de Baltimore a Cooperstown…
  
Gracias a la vida, que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2