×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
03 Mayo 2019 03:49:00
Carta a mis hijos, por el Día del Niño
El pasado martes 30 de abril, fue el Día del Niño 2019.

En alguna ocasión alguien me dijo que a las palabras se las lleva el viento, más no a las escrituras, ¿será por eso que Dios nos dejó la biblia por ejemplo?

Por eso, al pensar qué tema tocar esta semana, elegí dejar unas líneas dedicadas a mis hijos, Isabella y Héctor, en las páginas de los periódicos Zócalo, donde tengo la oportunidad de escribir cada semana mi colaboración.

Hijos: Con alegría veo como disfrutan su niñez, no solamente el Día del Niño, sino todos los días; medida que van creciendo, van aumentando su picardía y sus ocurrencias; eso, mijos, es parte de vivir la vida y a eso es a lo que hemos venido, a vivir, gozar, reír… disfrutar.

Hoy en estos tiempos es muy fácil entretenerse en alguna distracción electrónica, llámese Ipad, tablet, celular, etcétera.

Ustedes son muy pequeños para saber diferenciar si alguna de esas distracciones son buenas o malas, para ustedes ahorita son diversión, pero gracias a un muñeco “cibernauta” llamado “Momo”, esas distracciones han disminuido a la máxima potencia y ahora siguen disfrutando de lo llano y rutinario, que es jugar en la plaza, en el patio de la casa, en la casa de sus abuelitas, en el parque… hacen lo que su mamá y yo hacíamos de pequeños y eso me da gusto.

Poco a poco van a saber que este mundo llamado Tierra, no es color de rosa como se pinta, si no que hay peligros y gente mala, pero para llegar a ese punto, van a tener que crecer y tropezarse alguna que otra vez, y saben qué, es normal que suceda.

Por eso, ustedes van a leer poco a poco, distintas cartas que escribiré, en varias ocasiones y las cuales leeremos juntos, en otras probablemente no esté físicamente, pero en todas las cartas que lean, siempre van a encontrar las palabras, TE AMO.

En esta ocasión, quise hablar de su crecimiento actual, a sus escasos 5 y 3 años, donde ustedes, ahorita sin importar qué suceda, se divierten, ríen, empiezan a pelear, pero lo más importante, gozan su vida, eso es vivir.

Isa & Héctor, recuerden siempre esto: sean felices los dos, sin que nada ni nadie los moleste, espero que aunque tengan 30, 40 o más años, siempre sean felices, apóyense como hermanos y volteen para atrás y van a ver que sus papás los quieren y los aman mucho.

Yo creo que más temprano que tarde, vamos a leer juntos los cuatro, estas pequeñas líneas, y me van a preguntar por qué las escribí: sencillo, por que cualquier momento es bueno para decirles algo que me nace del corazón (y no es canción) y que quise dejar plasmado, por que a las palabras se las lleva el viento…

Con cariño: Papá

PUNTO Y APARTE
El pasado miércoles el arquero español Iker Casillas tuvo que ser internado de urgencia en el Hospita CUF de Oporto tras haber sufrido un infarto durante un entrenamiento con el Porto, club en el que juega actualmente.

Según expresó el propio futbolista y el club, se encuentra fuera de peligro, después se sabrá si seguirá jugando o no…

La pregunta es, ¿Por qué a un deportista de ese nivel le dio un infarto al miocardio?

La principal causa para un infarto de miocardio, es la obstrucción de las arterias coronarias, pues para que el corazón funcione adecuadamente la sangre debe circular a través de ellas.

Sin embargo, estas arterias pueden estrecharse dificultando la circulación. Si el corazón se expone a un gran esfuerzo pueden aparecer trastornos y formar un coágulo que tape una arteria semiobstruida y el infarto de miocardio ocurre cuando un coágulo de sangre obstruye una arteria estrechada.

Vale la pena destacar que nadie está exento de padecer un infarto de miocardio, sin importar la edad o si la persona es deportista o sedentaria.

Moraleja: Cuidémonos y siempre es bueno una checadita con el cardiólogo.

Buen fin de semana, ánimo!!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2