×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
29 Diciembre 2018 04:09:00
Casi lo deja el avión
El presidente Andrés Manuel López Obrador se vio en apuros para llegar al teatro Nazas de Torreón para presentar los Programas Integrales de Desarrollo para la Laguna. Primero, estuvo a punto de perder el vuelo 2232 de Viva Aerobús que lo trasladó de la Ciudad de México a la perla de la Laguna. El mandatario llegó tarde y los empleados de la aerolínea lo vocearon varias veces para apresurarlo.

Como la tercera es la vencida, el “pasajero Andrés Manuel López Obrador”, como lo llamaron, finalmente llegó a la sala y abordó el avión, “barrido en home”, como él mismo lo comentó.

Luego, al llegar a Torreón, la gente se avalanzó para tocarlo, tomarse una fotografía o entregarle alguna petición. Su llamado para que “no apachurren” de poco valió tanto en la llegada al aeropuerto, como al salir del Nazas, desde donde lo siguieron varias cuadras.

Apaciguar los ánimos

No una, ni dos, sino tres veces intervino el presidente Andrés Manuel López Obrador para apaciguar el ánimo de quienes llenaron desde temprano el teatro Nazas. Cuando el tabasqueño arribó al recinto en compañía de los gobernadores Miguel Riquelme y José Rosas Aispuro, de Coahuila y Durango, los asistentes, la mayoría, si no es que todos militantes de Morena, corearon “fuera el PRI” y después cambiaron la expresión por “muera el PRI”.

López Obrador les recordó, amable, pero a manera de regaño, que en su trayectoria como opositor jamás denostó de esa manera a sus adversarios y les pidió dejar los ataques para cuando estén de regreso los tiempos electorales.

“Los gobernadores de Coahuila y Durango me respaldan”, señaló el Presidente; además aclaró: “son tiempos de Navidad y fin de año”. Pero sus intentos por pacificar fueron en vano.

No lo consiguieron

Por cierto, si el público en el teatro Nazas, cien por ciento Morena, intentó sacar de sus casillas a los gobernadores Miguel Riquelme y José Rosas Aispuro, no lo consiguió, pues los mandatarios tomaron distancia de la provocación y le tendieron la mano al Presidente. “Coahuila espera que le vaya bien; aquí tiene aliados”, le dijo el coahuilense. Es más, nos comentan, lejos de incomodarlos, los acercaron más con el AMLO, al grado de que, como decíamos, en varias ocasiones el mandatario intervino a su favor.

Los que tomaron nota de lo ocurrido fueron los priístas, quienes ubican al súper delegado Reyes Flores Hurtado como el responsable del desaguisado.

Regresa en marzo

El presidente López Obrador anunció que regresará dentro de tres meses para revisar los avances de los Programas Integrales de Desarrollo y también para entonces habrá empezado la descentralización de las dependencias del gobierno federal. Por lo pronto el que desde ayer busca casa en Torreón es Eduardo Nájera, director general de Nacional Financiera, cuya sede será precisamente la Perla de la Laguna.

La Secretaría de Economía estará en Monterrey, a donde el Presidente viajó por tierra desde Torreón, pues este sábado tiene agenda pública. “Afortunada”, le dijo el regiomontano Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, a la titular de la SE, Graciela Márquez.

Como en casa

Como peces en el agua anduvieron algunos de los protagonistas de la Cuarta Transformación en Coahuila, con Reyes Flores Hurtado y Armando Guadiana Tijerina a la cabeza. Entre los que dijeron presente y tuvieron asiento en primera fila están los diputados federales Luis Fernando Salazar Fernández y José Angel Pérez Hernández, así como el ex candidato a la alcaldía de Torreón, Ignacio Corona, por cierto los tres últimos ex panistas.

Por el lado estatal dijeron presente los secretarios de Gobierno, José María Fraustro; Cultura, Ana Sofía García Camil; Desarrollo Rural, José Luis Flores Méndez y el del Trabajo, Román Alberto Cepeda González, a quien se le vio muy natural al caminar por los pasillos del viejo teatro, como si estuviera en casa y se sintiera en familia.

¿Serán ciertos los rumores que él mismo dejó correr, respecto a que tiene un pie fuera del Gabinete estatal y otro dentro de las filas de Morena?

Final feliz

Al parecer hay humo blanco en el Palacio de Coss y los coordinadores parlamentarios llegaron a un acuerdo en torno al Presupuesto de Egresos del gobierno estatal para el siguiente año. Lo van a terminar de afinar en sesión previa el domingo, pero la idea es llegar a la plenaria del lunes 31 con acuerdos en concreto.

Los coordinadores de las bancadas del PAN y UDC, Marcelo Torres Cofiño y Emilio de Hoyos, nos anticipan, accedieron a respaldar la propuesta de Presupuesto tal y como llegó a la Secretaría de Finanzas, con la condición de que a más tardar en marzo se revise y ajuste. Para entonces habrá claridad sobre el presupuesto federal y la discusión en Coahuila será sobre cantidades contantes y sonantes.

De ser así, los 25 legisladores locales acudirían al Congreso el lunes sólo para formalizar los acuerdos y votar el presupuesto. La sesión sería exprés y les daría tiempo para regresar a casa y despedir el año en familia. Final feliz.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2