×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Actualmente Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, y Presidenta del Comité Municipal del PRI.

" Comentar Imprimir
03 Junio 2017 04:00:00
Cerrando ciclos
A veces, para poder avanzar en la vida, hay que cerrar ciclos. En estos días, me he sentido muy preocupada por una amiga que hace un par de años se divorció, ella tiene la custodia de sus hijos y nunca ha tenido problemas con su ex marido en los acuerdos de la separación, el asunto, es que ella está entrando en una depresión muy fuerte porque él, le acaba de informar que tiene una nueva relación y que pronto se va a casar.

Eso me parece algo muy delicado, porque ahora me doy cuenta, que a pesar del divorcio, ella nunca superó la separación y vive anclada en el pasado, no cerró el ciclo de la relación y ahora se enfrenta a una difícil situación.

A lo largo del tiempo, vivimos muchas cosas, todo es un constante comenzar y terminar, es como un engranaje de etapas o situaciones que vamos construyendo, pero si por alguna razón, una de esas etapas se tiene que cerrar para dar paso a otra, y no lo hacemos, frenamos todas las cosas buenas que vienen detrás, la principal, estar contentos y en paz, por eso es necesario saber y aceptar cuando el final de un ciclo ha llegado.

Es importante no quedarse estancados en el pasado, aferrados a una etapa que ya terminó. Puede parecer difícil, pero es imprescindible desligarnos de relaciones o situaciones ya caducadas, nada se gana aferrándose a algo o alguien, hay que soltar y enfrentar cuando las cosas ya no funcionan.

Puede ser una relación de pareja, una amistad, o un vínculo laboral, cuando los ciclos terminan hay que cerrarlos.

Es bueno evolucionar con la tranquilidad de que no hay pendientes en nuestra vida, de que estamos donde queremos estar y que hemos llegado hasta donde estamos con plena conciencia de nuestros actos.

La pena, la desilusión o la impotencia, nos llevan a querer ignorar acontecimientos que nos molestan y sobre ello seguimos construyendo cosas que en algún momento se van a derrumbar.

No es bueno llevar sobre nuestras espaldas el peso de todo lo callado, de las puertas que no cerramos de la manera correcta, de ilusiones que alimentamos sin fundamento.

La vida no da círculos sobre su eje, no podemos pedir que las cosas buenas sucedan repetidamente y de la misma forma. Quizá lo mejor es tomar experiencia de cada momento y hacer de cada una, una nueva oportunidad, una nueva circunstancia que nos haga sentir bien y nos dé felicidad.

No se trata de olvidar el pasado, sino de dejarlo donde pertenece, verlo con objetividad y seguir adelante.… Y tú ¿Qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2