×
Cristina Orozco
Cristina Orozco
ver +

" Comentar Imprimir
25 Marzo 2017 04:08:00
Chamanes y elecciones
Los chamanes mantienen una comunicación con fuerzas espirituales y elementos de la Naturaleza para atraer la lluvia, la sequía, el viento. Asimismo lo hacen con los espíritus de las plantas para beneficiarse de sus propiedades curativas, y con los espíritus vagabundos de humanos y otros seres del reino animal para ayudarlos a dejar este mundo y honrar a las divinidades.

En 1705, Nicolaas Witsen realizó el primer dibujo de un chamán. A su retorno de las tierras siberianas vio extraños seres vestidos con pieles y que portaban grandes cuernos de ciervo sobre la cabeza, bailando al ritmo de un tambor hasta caer en trance. Durante ese estado hablaban del futuro, curaban a los enfermos y dialogaban con los espíritus y los animales. Con su bosquejo, Witsen dejó un legado: el retrato de un chamán siberiano del grupo manchú-tungús.

En el siglo 20, al chamanismo se le relaciona con lo primitivo y con la idea de un contacto con los espíritus. Se popularizó este término para referirse a las personas de todas las culturas que tienen la habilidad de relacionarse en los distintos planos de la realidad como “chamán” (en inglés “shaman”). Por el poder de sus facultades son los adivinos en su comunidad. El don del chamán es hereditario, pero su oficio requiere entrenamiento.

Exige periodos de iniciación, como largos ayunos, retiros de meditación e ingestión de alucinógenos naturales.

Una de sus funciones al comunicarse con los espíritus sirve para corregir los errores del colectivo; de esta manera restauran la armonía entre el hombre y el mundo espiritual.

Se destacan por su inteligencia, intuición y forma de percibir el mundo en vibraciones.

En tiempos electorales se crea una cortina de humo para nublar la corrupción que hoy compromete al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a sus líderes.

Descréditos en tiempos de elección no son permisibles; en consecuencia, recurren a elevar los resultados de sus programas y callar las faltas. Y uno de los recursos que utilizan para taparle el ojo al macho es regalar pintura, tinacos, despensas, cobijas, dinero, promesas y compromisos con el viejo afán de mandar un mensaje ilusorio de que hacemos las cosas bien. Mientras el PRI clama por votos, el pueblo votará por quien ofrezca justicia.

No se necesita tener la sabiduría y habilidades de un chamán para saber que de este Gobierno nadie se puede fiar. Hace 87 años que el PRI gobierna en Coahuila. Los últimos 12 años tomaron como encargo el abuso del poder, la corrupción y los modos para proteger a verdaderos rufianes.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2