×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
15 Octubre 2017 04:00:00
Ciencia y educación contra el cambio climático
La educación superior de calidad y la investigación en ciencia y tecnología son esenciales para el desarrollo sustentable de toda nación, en especial cuando se busca hacer frente a los grandes retos globales. Entre estos últimos resalta el cambio climático como un fenómeno multiplicador de amenazas que tiene el potencial de empeorar las presiones sociales, económicas y ambientales, provocando trastornos sociales e incluso conflictos violentos.

En este contexto, la investigación científica genera conocimiento que permite la comprensión de los procesos naturales y las implicaciones que los impactos humanos tienen sobre estos. De igual forma, a través de la aplicación del conocimiento busca generar contribuciones a la salud y al bienestar, además de brindar las bases para educar a nuevas generaciones de científicos y tomadores de decisiones.

La ciencia es fundamental para ayudar a afrontar los desafíos del desarrollo sustentable, ya que establece las bases para nuevos enfoques, soluciones y tecnologías para identificar, aclarar y abordar los retos globales para el futuro. La ciencia también proporciona respuestas que son verificables y reproducibles y, por lo tanto, proporcionan la base para procesos de toma de decisiones concluyentes y evaluaciones de impacto efectivas.

La conexión entre desarrollo sustentable, la investigación científica y la educación superior en el contexto del cambio climático ha sido resaltada por la comunidad internacional en los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados para la agenda 2030 de las Naciones Unidas. En particular, el Objetivo 13 Acción Climática cuenta entre sus objetivos particulares con metas como: “13.3 Mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional en relación con la mitigación del cambio climático, la adaptación a él, la reducción de sus efectos y la alerta temprana”.

A su vez, este objetivo particular incluye como un indicador de su cumplimiento: “13.3.1: Número de países que han integrado la mitigación, la adaptación, la reducción del impacto y la alerta temprana en los programas de estudios primarios, secundarios y terciarios”.

De esta manera, al considerar las metas e indicadores planteados en el Objetivo 13 Acción Climática es evidente el papel clave que desempeña la ciencia y la educación en su cumplimiento. En este sentido, es fundamental que los gobiernos garanticen los medios económicos y de infraestructura necesarios para desempeñar la labor académica y docente.

La formación de recursos humanos a nivel superior y posgrado debe contar con el presupuesto necesario para establecer programas académicos capaces de enfrentar los retos que implican los impactos del cambio climático, sobre los recursos naturales, las actividades económicas y la infraestructura.

Tras consultar el Anuario de Educación Superior de Posgrado (2016-2017) de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), se identificaron aquellas licenciaturas, maestrías y doctorados relacionados con cambio climático.

La búsqueda en la base de datos mencionada, arrojó dos licenciaturas en ciencias atmosféricas (que se imparten en la Universidad Autónoma Metropolitana y la Universidad Veracruzana); tres maestrías en estudios de cambio climático (que se imparten en la Universidad Iberoamericana de Puebla), en cambio climático y sustentabilidad (que se imparte en el Instituto de Investigaciones en Procesos de Calidad en Monterrey) y en hidrometeorología (que se imparte en la Universidad de Guadalajara) y ningún doctorado en específico.

Si México no cuenta con programas suficientes, carecerá de especialistas que puedan generar investigación o asesorar y dirigir a las áreas de Gobierno, lo cual podría implicar un retraso en la aplicación de las políticas de adaptación y mitigación establecidas en la Ley General de Cambio Climático. El Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2017, Anexo 16, asignó al Ramo 11 Educación Pública $48,344,959, que benefició a los servicios de educación superior y posgrado.

Es importante resaltar la gran brecha que separa a México con el resto de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que en promedio invierten 2.5 por ciento. En el caso específico del presupuesto destinado en el 2016 a la investigación en cambio climático, sustentabilidad y crecimiento verde, representó sólo el 0.001% del PIB (aproximadamente 194 millones de pesos). Por lo anterior, sometí a consideración del Senado la siguiente proposición de punto de acuerdo en el que se exhorta respetuosamente a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados para que en el ámbito de sus facultades, modifique la propuesta de Proyecto Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, a fin de destinar un aumento de recursos económicos para el Ramo 16, Anexo 16 correspondiente a la Investigación en Cambio Climático, Sustentabilidad y Crecimiento Verde, por lo menos igual al máximo histórico aprobado para el año 2014, es decir, 244 millones 13 mil 625 de pesos.

También se exhorta al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que en el ámbito de sus facultades dé a conocer cómo se ejerció el presupuesto del Anexo 16, Ramo 11, del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año fiscal 2017. El apoyo a la educación y a la investigación científica es un gran pilar que debemos apoyar en nuestra gran lucha contra el cambio climático. Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2