×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
20 Julio 2018 04:00:00
Coahuila, ejemplo en materia de seguridad
En la presente semana se realizó un evento en el que se incineró droga y destruyeron objetos del delito por un valor total superior a 245 millones pesos. Lo incinerado y destruido fueron 5.9 toneladas de mariguana, con un valor en las calles de más de 242 millones pesos; 9.29 kilos de clorhidrato de cocaína, con un valor de más de 3 millones de pesos; 0.576 kilos de metanfetaminas, con un valor de 345 mil pesos, y mil 164 litros de alcohol, con un valor de 95 mil pesos.

Sin duda, Coahuila sigue siendo un ejemplo a seguir a nivel nacional en materia de seguridad, como lo dijo el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

Y retomo unas palabras que ese día mencionó el Ejecutivo: “Lo que hoy se destruye es financiamiento para el crimen organizado y evita la desintegración de cientos de familias”. Cuánta razón…

Gracias a la constante coordinación entre las autoridades de los tres órdenes de Gobierno ha permitido que, en lo que va de la actual Administración estatal, se haya incinerado droga y destruido objetos del delito por un valor superior a mil millones de pesos, según se dio a conocer en dicho acto.

Como lo ha hecho en su oportunidad el mandatario coahuilense, ha dicho que el trabajo del Ejército Mexicano ha sido fundamental, así como el del resto de las instituciones que participan en estas acciones.

Hoy en día en nuestro estado, en sus carreteras y en las distintas poblaciones se sigue respirando la tranquilidad y paz que todos deseamos, los jóvenes se divierten por las noches sin que exista algún peligro que exponga su vida, como en años anteriores.

En Coahuila se está demostrando que cualquier tema político o electoral no sobrepasa los intereses del estado, como ha ocurrido en estados vecinos como Nuevo león o Tamaulipas, por citar un ejemplo.

Riquelme está haciendo bien su trabajo al frente del Ejecutivo estatal, a 8 meses de asumir las riendas del Ejecutivo, ha mantenido los estándares de seguridad, de una manera callada, sin reflectores el gobernador ha desarrollado su trabajo, ese por el cual los coahuilenses lo elegimos. Bien hecho, señor.

En ese evento se reafirmó el trabajo del Gobierno estatal para seguir coordinando los esfuerzos en materia de seguridad, para la protección y salvaguarda de las y los coahuilenses, con las 38 alcaldesas y alcaldes que entrarán en funciones, siempre anteponiendo los intereses de Coahuila.

Y hay que recordar que el próximo 1 de enero del 2019, en diversos municipios entrarán nuevos alcaldes y otros continuarán el trabajo que vienen realizando, y es que gracias a ese trabajo en conjunto que se realiza en Coahuila hoy nuestro estado tiene estabilidad, paz laboral y sigue trabajando en pro de la generación de empleos.

Que sigan esos esfuerzos, ese trabajo coordinado, todo sea por las familias, los jóvenes y nuestros niños de Coahuila.

PUNTO Y APARTE

Este 25 de julio se cumplen 441 años de la fundación de la capital de Coahuila de Zaragoza, Saltillo.

Como ha mencionado mi amigo Francisco Tobías, corría el año 1577 y ese año vinieron a estas tierras los conquistadores que poblaron esta ciudad, quienes fueron encabezados por el capitán Alberto del Canto, y al descubrir este valle encontraron las condiciones adecuadas para fundar una población y, según fuentes históricas, el 25 de julio de ese año se fundó la Villa de Santiago de Saltillo.

Los colonizadores encontraron un valle cubierto de vegetación y en el que a lo largo y ancho existían ciénegas y muchos manantiales. Cuando los colonizadores se instalaron se dedicaron a la siembra de trigo y a la crianza de ganado menor. Gracias a la situación geográfica de este valle, la población de la Villa de Santiago de Saltillo se constituyó como la puerta del avance español al noreste.

Sin embargo, los nuevos pobladores fueron atacados por los indios que habitaban en los alrededores, cuya principal característica era que no aceptaban trabajar para otros y no se sometieron a los conquistadores, por ello la villa estuvo a punto de desaparecer. 

Para reforzar la población de esta villa se invitó a indígenas tlaxcaltecas para que sirvieran como ejemplo de vida “civilizada” a los nómadas de la región.

Hoy Saltillo es una gran ciudad, pujante en la industria y el comercio, se abre paso entre las diversas urbes norteñas, con el sello característico de su gente, llega a sus 441 años, qué honor vivir aquí y ser parte de esta historia. ¡Ánimo!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2