×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
03 Marzo 2017 03:00:00
Coberturas cambiarias
Las coberturas financieras de cualquier tipo han sido una especie de seguro para proteger los precios futuros de los activos ante panoramas inciertos de volatilidad en los mercados y permiten dar certidumbre a los tenedores de tales activos. Las más comunes en México fueron las que utilizó la Secretaría de Hacienda durante las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo, pues con ellas mantenía la estabilidad en los ingresos petroleros y podía determinar el precio del carburante en los presupuestos que mandaba al Congreso de la Unión. Por ejemplo, si la SHCP estimaba un precio de 50 dólares por barril de petróleo, independientemente de que el precio variara a la baja, la cobertura-seguro garantizaba el precio pactado.

Coberturas cambiarias. Luego del poco acierto que tuvieron las subastas de dólares que llevó a cabo el Banco de México en meses pasados para evitar la depreciación acelerada del peso (los resultados no fueron los esperados, pues al contrario, reactivaron movimientos de especulación que trajeron como consecuencia la desvalorización deliberada del peso y la disminución de las reservas internacionales), se calcula que se perdieron más de 30 mil millones de dólares del banco central.

Recientemente, el gobernador del Banco de México anunció un instrumento novedoso para el propio instituto: las coberturas cambiarias, que se realizarán por un monto total de 20 mil millones de dólares. En este mercado participaran el propio Banxico y las instituciones financieras del país, las que presentarán sus posturas sobre el tipo de cambio peso-dólar que pretenden adquirir. Se trata, mediante la compra de la cobertura, de asegurar un tipo de cambio estable en el futuro, al menos por 12 meses. La ventaja de este instrumento es que en su funcionamiento no se tocan las reservas internacionales, todas las operaciones se hacen en pesos.

El modus operandi. Hay que recordar que en el mercado primario que se forma no intervienen particulares o empresas, sólo instituciones financieras, las cuales en un segundo momento proporcionarán a sus clientes los dólares que fueron subastados. Supongamos que la institución financiera “A” firma un contrato con el Banco de México en donde solicita una cobertura cambiaria por seis meses a un precio de 20 pesos por dólar por un monto de 100 mil dólares, en la fecha de la operación el dólar spot se vende a 19.70 pesos por dólar. Si al término del plazo (al sexto mes) la paridad corriente es de 20.70 pesos, el Banxico dará 70 centavos por cada dólar, hasta completar el monto pactado (100 mil dólares) que alcanzará la cotización de mercado. Con esa cifra en pesos el “cliente” podrá adquirir los dólares subastados en la cotización del día.

Oferta monetaria. Con estas operaciones en pesos, las coberturas cambiarias expanden la oferta monetaria, habrá más liquidez en el mercado, aunque cuando los pesos son cambiados por dólares, se da una especie de esterilización de la moneda mexicana. Vamos a esperar qué resultados se obtienen, pero por lo pronto cuando el Banco de México anunció tales medidas, el peso tuvo una ligera apreciación frente al dólar.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2