×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
25 Marzo 2019 03:25:00
Colapso
Pues nos llegó el colapso este equinoccio de primavera. Todos mis amigos reportan que se les va a pique el negocio. Se trata de un colapso global de solvencia, no de un simple contratiempo particular o local de liquidez. Ni modo, algún día tenía que llegar. De aquí al resto de nuestra vida, la existencia cambiará.
 
EQUINOCCIO DE PRIMAVERA


El equinoccio de primavera es el momento del año en que la duración del día y la noche se igualan como consecuencia de la posición del eje de la Tierra con respecto al Sol, que permite que los rayos solares incidan de igual forma sobre ambos hemisferios. Es un evento astronómico que marca la entrada de la primavera. Durante el equinoccio de primavera, el Sol, en su recorrido por el firmamento, cruza el Ecuador celeste.

Durante este evento podemos apreciar al Sol en posición perpendicular con respecto a nosotros. El equinoccio de primavera tiene lugar entre los días 20 y 21 de marzo en el hemisferio norte, y los días 22 y 23 de septiembre en el hemisferio sur. El equinoccio de primavera tiene otras consecuencias para la vida en la Tierra.

Los días empiezan a tener cada vez más minutos de luz solar; el Sol sale antes por las mañanas y se pone más tarde todos los días. Esta tendencia se mantiene así hasta el solsticio de verano, el día más largo del año. El equinoccio de primavera despide el invierno y a partir de él los días irán volviéndose paulatinamente más cálidos. Durante esta temporada, la naturaleza empieza a reverdecer y alcanza su plenitud. De allí que la primavera esté asociada desde tiempos antiguos con el renacimiento”. https://www.significados.com/equinoccio-de-primavera/

RATEROS

El Gus recuerda “aquel viejo chiste de las épocas doradas del PRI, que en algunas versiones se atribuye al viejo zorro de la grilla, Manuel ‘El Meme’ Garza. Era el alcalde de Reynosa a escasos días de entregar el cargo al sucesor. Le pregunta al tesorero municipal: ‘¿Cuánto queda en caja y bancos?’ Y le responde el funcionario: ‘Poquito, unos dos millones, cuando mucho’. El Meme ordena presuroso: ‘¡Pues sácalos y mándamelos, porque los que vienen son muy rateros!’”.

AGOTAMIENTO DEL CRÉDITO

“La crisis económica y financiera puede supuestamente ‘solucionarse’ creando millones de millones de ‘dinero’ fíat (la liquidez de todos tan deseada cuando la deflación amenaza).

Sí, todas las crisis pueden arreglarse, excepto la crisis en que estamos ingresando: el agotamiento del crédito por falta de a quién prestarle. Los bancos centrales, como los generales, siempre se preparan para pelear la última guerra.

El banco central de China creó más de un anglotrillón de dólares solo en enero para inundar el nuevo sistema crediticio de China con nuevo ‘dinero’ de crédito. Meter más anglotrillones en el sistema financiero siempre había reiniciado el sistema de crédito, generando préstamos y préstamos renovados que luego impulsaron otro ciclo de consumo negligente y mala inversión…oh, perdón, quise decir ‘desarrollo’.

El elixir del nuevo dinero del banco central no está funcionando, y este fallo está erosionando la confianza. Los bancos centrales pueden emitir nuevos créditos al sector privado y pueden comprar bonos, viviendas vacías e hipotecas, pero ningún banco central puede obligar a los prestatarios que están endeudados en exceso, a pedir prestados más dineros o obligar a prestamistas cautivos a prestar a prestatarios no solventes.

Seamos honestos: toda la ‘recuperación’ global desde 2009 se ha visto impulsada por una deuda creciente. La productividad de más deuda está disminuyendo, cada dólar adicional de deuda ya no genera mucho en cuanto a ‘crecimiento’.

Al igual que con cualquier estimulante, aumentar las cantidades de estimulante conduce a rendimientos decrecientes. 

Es el problema de la saturación de la deuda y el agotamiento de la deuda: los que tienen solvencia crediticia ya no quieren pedir prestado más, y los que no tienen solvencia crediticia no pueden pedir prestado más, a menos que los prestamistas quieran pagar las pérdidas por incumplimiento de pagos unos meses después de emitir el nuevo préstamo”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2