×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
19 Marzo 2018 04:00:00
Colosio, el demócrata visionario
Este viernes 23 de marzo se cumplirán 24 años del cobarde asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, candidato del PRI a la Presidencia de México. Un crimen que hizo perder a un partido político a un gran aspirante presidencial y a una nación a un demócrata y hombre visionario.

Fue diputado, senador de la República, presidente del PRI y secretario de Desarrollo Social del Gobierno federal. Estudió Economía. Tenía 44 años cuando falleció. Un hombre joven que amaba a su patria, que anhelaba un México justo y próspero, con grandes sueños y proyectos.

Con inteligencia y capacidad de visión, trazó los retos nacionales de la época, incluso adelantándose. Valientemente reconoció los errores de un sistema que ya mostraba signos de desgaste popular. Vio con mente crítica y sensibilidad política y social lo que ya no funcionaba, lo que la nación requería.

Su discurso del 6 de marzo de 1994 frente al monumento de la Revolución Mexicana es ya emblemático en la política mexicana. Refleja la esencia de Colosio y de sus aspiraciones de un mejor país.

Abordó la autocrítica en tiempos en que era prácticamente inconcebible hacerlo: “los priistas sabemos que ser herederos de la Revolución Mexicana es un gran orgullo, pero ello no garantiza nuestra legitimidad política. La legitimidad debemos ganarla día con día, con nuestras propuestas, con nuestras acciones, con nuestros argumentos”.

También dijo que “nuestra herencia debe ser fuente de exigencia, no de complacencia ni de inmovilismo. Sólo los partidos autoritarios pretenden fundar su legitimidad en su herencia. Los partidos democráticos la ganamos diariamente”.

Colosio apremiaba una transformación interna en el priismo, que años después, con la consolidación de la democracia nacional, sería una realidad. “En esta hora, la fuerza del PRI surge de nuestra capacidad para el cambio, de nuestra capacidad para el cambio con responsabilidad. Así lo exige la nación”.

De cambios internos trascendentales, hoy el PRI tiene a un candidato presidencial ciudadano: Pepe Meade. Un hombre que ha abrazado los ideales de Colosio y con quien coincide en valores humanos y en el amor a su patria.

A más de dos décadas de su muerte, el legado de Luis Donaldo Colosio permanece, tiene vigencia y es una reflexión para no perder de vista el objetivo principal del servicio y servidor público: el bienestar de los mexicanos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2