×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
18 Julio 2018 04:00:00
Consulta de vuelo
La posición de Andrés Manuel López Obrador y su equipo sobre el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México ha cambiado varias veces. En un principio el candidato dijo que cancelaría el proyecto y lo reemplazaría con dos aeropuertos, el actual y una reconversión del militar de Santa Lucía. Posteriormente, afirmó que lo privatizaría, es decir, lo concesionaria a empresas privadas. En cambio, el 15 de julio, Javier Jiménez Espriú, perfilado como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, declaró que el proyecto será sometido a consulta.

Algunos temas precisan consultas públicas. Nadie supondría ya, por ejemplo, que los gobernantes no deben ser seleccionados por voto popular. Pero otros, no. Las garantías individuales, por ejemplo, no pueden restringirse por voto mayoritario. Tampoco deben consultarse temas de impuestos, porque nadie los pagaría. Otros temas que no deben ser sometidos a consulta son los de naturaleza técnica, porque la mayoría de la gente no tiene el conocimiento para tomar decisiones informadas sobre ellos. Este es el caso del nuevo aeropuerto.

Desde hace décadas se han estudiado opciones no sólo para superar la saturación del actual aeropuerto, sino para construir un hub, un centro internacional de conexiones, que puede dar un enorme impulso a la industria aeronáutica nacional.

Ya en el gobierno de Ernesto Zedillo, en los 90, se tomó la decisión de construir un nuevo aeropuerto en Texcoco. La asesoría del Center for Advanced Aviation System Development, de la corporación Mitre, la más importante consultora del mundo sobre temas de aeronáutica, fue crucial para definir la opción. El Gobierno de Vicente Fox anunció el inicio del proyecto, pero se echó para atrás después de una serie de manifestaciones de un grupo llamado Frente del Pueblo en Defensa de la Tierra. Durante años, el proyecto se mantuvo en reserva, pero fue recuperado por el gobierno de Peña Nieto, el cual modificó el área original para reducir a un mínimo las tierras expropiadas.

López Obrador se opuso al proyecto desde que fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, ya que argumentaba que la urbe no debe seguir desarrollándose hacia el oriente. Los especialistas sostienen, sin embargo, que Texcoco es la única opción para un centro de conexiones que generaría miles de empleos bien pagados y permitiría a las empresas nacionales convertirse en aerolíneas de conexión y multiplicar sus vuelos.

Andrés Manuel ha propuesto mantener el actual aeropuerto para vuelos nacionales y expandir el de Santa Lucía para vuelos nacionales y militares. Los especialistas advierten, sin embargo, que podría haber conflictos en las rutas de aproximación y de emergencia, y entre los usos civiles y militares. La distancia entre los dos aeropuertos, por otra parte, obligaría a la construcción de costosas nuevas vías de comunicación entre ellos. Este proyecto impediría, por otra parte, la creación del hub internacional. Los beneficiarios serían los aeropuertos de Estados Unidos y el de Panamá.

La decisión más sensata es continuar con la construcción del nuevo aeropuerto. Cancelarlo tendría un costo de cientos de miles de millones de pesos. Es razonable privatizarlo, como propuso el propio López Obrador, porque no hay razón para que un gobierno se dedique al negocio de aeropuertos; pero operar el actual aeropuerto junto con el de Santa Lucía no parece ser una solución viable. Si hay que consultarlo, hay que hacerlo con alguna empresa especializada.

CAMBIO DE VISIÓN

Donald Trump ha cambiado la visión geoestratégica del Gobierno de Estados Unidos. En su gira internacional ha descalificado como enemigos a los países de la Unión Europea y la OTAN, y, en cambio, ha manifestado su confianza al gobierno de Vladimir Putin de Rusia.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2