×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
08 Febrero 2018 04:07:00
Consultorio político
Un periodista (no voy a decir nombres para no balconear a mi compañero) fue de visita a un manicomio. Después de recorrer las instalaciones y ver cómo eran los tratamientos de los enfermos, le preguntó al director del hospital:

–Doctor, ¿cómo diferencia entre un loco y un pendejo?

–Les aplicamos una prueba muy sencilla –respondió el psiquiatra.

–¿En qué consiste?

–Llevamos al enfermo frente a una tina de baño llena de agua. Le decimos que tiene que vaciarla y le damos a escoger entre una taza o una cucharita.

–¡Ah, claro! El loco escogería la cucharita y la persona normal la taza, pues le cabe más, no.

–No, la persona normal le quitaría el tapón a la tina, el loco tomaría la cucharita y el pendejo pensaría que es mejor usar una taza.

Me han escrito varias personas para preguntarme sobre diversos temas de la política nacional. Voy a tratar de contestar algunas de sus preguntas. Si tienen más, no duden en escribirme a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

PREGUNTA: Ese Dan T., ¿esta vez sí le van a respetar su triunfo a mi “Peje” o le volverán a robar la Presidencia esos desgraciados de la mafia del poder? Saludos del Brayan.

RESPUESTA: Estimado Brayan, lo primero es pedirte que te sientes. Y no es albur. Bueno, nomás la puntita. Siéntate porque tu querido “Peje” no tiene asegurado el triunfo, aunque vaya en el primer lugar de las encuestas. De hecho, si revisamos las encuestas de 2012 y de 2006, también en esas iba arriba, muy arriba, López Obrador. El punto débil de tu “Peje” en aquellas ocasiones es el mismo que el de ahora: él mismo. López Obrador es especialista en sabotearse él solito. Hasta parece que no quiere ganar, sino sólo competir. Esta vez ahí la lleva, pero no le pierdes si apuestas a que, tarde o temprano, se volverá a ir de lengua, dándole en la madre a todo lo que ha logrado. No me odies, yo te quiero.

PREGUNTA: Hola, Dan, fíjate que soy un poblano de ascendencia irlandesa, así que soy blanco y barbado, y no prieto y feo como tú. Entonces, lo que quiero preguntarte es si por fin tendremos un Presidente güerito y de ojo claro, como el “papalord” Ricardo Anaya. Saludos de Memo, el de Puebla. P.D.: ¿Te dije que estoy estrenando camioneta?

RESPUESTA: Estimado Memo, felicidades por la camioneta; a ver si ya aprendes a manejar como gente decente. Respecto de tu pregunta, ¡híjole!, pareciera que el panista Ricardo Anaya va ganando terreno, pero es más antipático que un americanista que le va a los Patriots, al Real Madrid y a los Dodgers... y vota por el PAN. Y no es de a gratis, el ahora candidato de PAN, PRD y MC se ha dedicado a crearse todo tipo de enemigos en todos lados, empezando por su propio partido. De hecho, se dice que los perredistas lo quieren tanto porque en realidad no lo conocen. Las veces que he hablado con él me parece un tipo inteligente y preparado, pero se siente bordado a mano. Cree que es más brillante de lo que realmente es. Así que su candidatura va a recibir todo tipo de ataques, que le harán perder votos, sobre todo porque no habrá nadie que quiera defenderlo.

PREGUNTA: Buenas tardes, señor Dan T., le escribo porque me gustaría saber si cree que el doctor José Antonio Meade podrá hacer que levante su campaña y garantizar el triunfo del PRI. Atentamente, licenciado Lagunes.

RESPUESTA: Estimado licenciado Lagunes, de acuerdo con estudios de Harvard, la campaña de Meade no levanta ni con Viagra. Es más: ¡ni amarrándole globos! Me da la impresión de que usted extraña esos buenos días del PRI en los que el Presidente era el todopoderoso, el que decidía sobre las mareas, los vientos y hasta la caída de las hojas. Le tengo dos noticias: la primera es que Meade es todo lo contrario a Luis Echeverría. La segunda es que López Obrador es igualito, así que probablemente usted estará feliz si gana. Le deseo que llegue al día de las elecciones.

¡Nos vemos el martes!
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2