×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
04 Agosto 2018 04:09:00
Contrabando automotriz
La circulación de millones de vehículos irregulares en nuestro país procedentes de Estados Unidos afecta a la industria automotriz, destruye empleos y representa un riesgo para la seguridad. Regularizar ese tipo de unidades es un negocio para partidos, gobiernos y organizaciones que, de alguna manera, suplantan al Estado. El problema podría dispararse en la administración del virtual presidente, AMLO, como lo advierte Édgar London en la nueva edición del bisemanario Espacio 4.

“El sector automotriz en México –con Coahuila a la vanguardia– hoy, más que nunca, es fiel reflejo del realismo mágico con que los máximos representantes del boom latinoamericano nos ubicaron, desde mediados del siglo pasado, bajo los reflectores del mundo. No se trata únicamente de un fenómeno literario o cultural, sino también económico, político y social, donde el absurdo persiste en formar parte de cada decisión que toman las autoridades para detrimento del desarrollo cívico.

“De otra forma no puede explicarse la contradicción que ha llevado al país a convertirse en el sexto productor de vehículos ligeros a nivel mundial, el cuarto exportador global y, al mismo tiempo, en uno de los principales receptores de vehículos no comercializados provenientes de EU. En pocas palabras, mientras México se consolida, cada día más, como un generador de automóviles de primera calidad para otras naciones, signa su condición de basurero automotriz del vecino del norte.

“Para más inri, en este contexto, el dirigente nacional de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar, (Onappafa), José Guadalupe Barrios Núñez, aseguró que con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, se proyecta regularizar 5 millones de unidades de este tipo.

“Anteriormente ya se han llevado a cabo otros seis procesos de regulación, a pesar de que en el sexenio pasado –con Felipe Calderón– y el actual, bajo la batuta de Enrique Peña Nieto, no se ejecutó ninguno. A opinión de Barrios, por los intereses comunes que existen entre ambos mandatarios y las armadoras internacionales.

“A partir del 1 de diciembre, no obstante, el dirigente de Onappafa confía en que las cosas puedan cambiar con la llegada al poder de AMLO. ‘Era necesario un cambio en el país y con el ahora virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se viene un cuarto cambio de transformación, en el que además se espera regularizar unos 5 millones de vehículos de procedencia extranjera’, declaró.

“En Coahuila, los defensores de los autos ‘chocolate’ también pujan por una legislación que les favorezca. Aunque las cifras oficiales advierten sobre la existencia de 70 mil unidades de esta condición circulando en la entidad, organizaciones que apoyan su tenencia aseguran que el número real supera los 300 mil.

“El Congreso del Estado ya tiene en su poder una iniciativa –de índole popular– que pretende crear la Ley Estatal de Registro, Movilidad y Desplazamiento Vehicular en aras de permitir la estancia y circulación de coches chocolate exclusivamente en territorio coahuilense. Para justificar su propuesta, los creadores de esta alegan que en Durango y Chihuahua se entregaron documentos a los propietarios de estos vehículos para que los mismos no puedan ser decomisados por la policía. En Coahuila, en cambio, durante el sexenio pasado, cerca de mil 200 vehículos corrieron esta suerte”. (La versión completa está disponible en http:/www.espacio4.com/)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2