×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
27 Junio 2018 04:00:00
¿Controlar o erradicar la corrupción?
Durante el cierre del diplomado Ética Pública y Corrupción, que se desarrolló en Saltillo, Eduardo Bohórquez, desde 1999 director de Transparencia Mexicana capítulo México, habló de la manera en la que se puede medir qué tanto ha avanzado el sistema anticorrupción en el país y en los estados. Y la respuesta fue que la medición se hará con base en el desmantelamiento de las redes de corrupción en escándalos como Odebrecht, la “casa blanca” o “La Estafa Maestra”.

Bohórquez, quien es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la carrera de Ciencias Políticas y Administración Pública, dejó en claro que es necesario debilitar la red de protección para actuar contra quienes son parte de los nodos de poder que se encubren para seguir desviando recursos públicos o incurriendo en actos que dañan a los ciudadanos, porque finalmente, cuando se viene abajo un puente vial o un hospital no funciona como estaba planeado debido a la falta de recursos por el desfalco al erario, se afecta directamente a la comunidad.

La discusión de la reparación del daño causado al presupuesto o la recuperación de activos son temas para someterse a discusión en las legislaciones locales. Bohórquez dijo el viernes pasado que la multa o sanción administrativa contra quienes hacen mal uso del dinero público no evita que sigan incurriendo en actos de corrupción. Un sistema anticorrupción es aquel que es capaz de detectar y desmantelar redes de corrupción, como sería si realmente se procede, por ejemplo, contra quien o quienes estuvieron involucrados en asuntos que marcan la agenda nacional como Odebrecht. Es ahí donde se verá el avance.

Pero ¿cómo se eligen los casos a investigar en las entidades o el país? Eduardo Bohórquez fue enfático al decir que los casos de corrupción escogen a los propios sistemas. No se trata de investigar solamente los escándalos, a los exgobernadores, empresarios, servidores públicos o tener expedientes de grandes volúmenes e indagatorias, porque lo importante es detectar e inhibir los casos de corrupción a cualquier nivel. Los delitos financieros deberían ser prioritarios en las investigaciones relacionadas con daño al patrimonio público. Entender los delitos económicos y los alcances de la investigación penal es una de las agendas más importantes en anticorrupción.

Eduardo Bohórquez viajó exclusivamente para el cierre de este diplomado y reiteró que los actores involucrados en redes de corrupción son difíciles de detectar y de descubrir porque se protegen de cualquier sospecha. Siempre habrá un agente público y uno privado para consumar un acto ilegal que afecte al recurso público, no es un burócrata involucrado en este tipo de hechos, porque empresas, notarios, fiscalistas o administradores suelen estar entre las profesiones que facilitan los nodos de los que habló Bohórquez en Saltillo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2