×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
19 Marzo 2019 04:09:00
Corrupción
Una cosa es que sean torpes e incompetentes y otra que de plano se burlen de la ciudadanía, y eso es lo que hacen en ese robusto andamiaje llamado pomposamente Sistema Estatal Anticorrupción, y que por los resultados, insisto, no es otra cosa que un obeso elefante blanco que lo único que hace es chupar, literalmente, recursos del erario, sí, ese que se supone es de todos, el dinero público.

El dato, nada más para entender de qué tamaño es la burla, es que entre el Ministerio Público y la Fiscalía Especializada en Delitos por Hechos de Corrupción se han acumulado, en los últimos 2 años, 796 denuncias contra funcionarios estatales y municipales, por un verdadero abanico de delitos: cohecho, despojo, daños y hasta tortura.

Pero resulta que todos los funcionarios en Coahuila aplican para la santidad ya que, según las autoridades, ninguno merece pisar la cárcel.

Y un poco más: de los 263 expedientes abiertos por la Fiscalía Anticorrupción, por delitos contra la honestidad en el servicio público, solo cuatro han concluido, y en ninguno de los casos ha procedido alguna sanción.

Una de dos: o la corrupción es solo una quimera inventada por los chairos para injuriar a los blancos y puros funcionarios en Coahuila, o el sistema, que según esto debe asegurar que los actos de corrupción se castiguen, es un verdadero monumento a la simulación y la impunidad. Una vergüenza…

Y sí, usted tiene la respuesta.

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2