×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2020 04:05:00
¿Cuál diputado debe de apostarle Coahuila?
Escuchar Nota
El lunes de la semana pasada escribí una columna titulada “¿El Congreso del Estado es productivo?”, en la que hago una breve descripción del trabajo anual que desempeña y sobre cuál viene siendo su función concreta en ese edificio además de bonito es emblemático de la capital de Coahuila.

Publicado en dos medios de comunicación de renombre y con mayor cobertura en la entidad, en sus respectivas páginas de internet, y en uno de ellos en prensa escrita con cobertura estatal y evidentemente en la agencia de noticias fundada por el periodista Carlos Robles Nava, Agencia SIP y en dos medios más de comunicación de la CDMX pude observar no solamente la reacción, sino también el mal concepto que tienen los coahuilenses de sus diputados locales, es decir, aquellos que están dentro del Congreso del Estado de Coahuila de Zaragoza.

Al menos en el primer día de su publicación en el medio de comunicación al que soy actualmente propietario, negocio que nació desde 1983, tuvo un alcance de más de 20 mil coahuilenses, de un solo día puesto que la ventaja que tiene la prensa escrita es que tiene permanencia, algo que nunca tendrá la televisión o radio. Los días subsecuentes siguió aumentando el alcance que no necesariamente se representa en reacciones como un “like” o cualquier otro tipo, pero a la que sí se sumaron cada vez más comentarios de coahuilenses opinando sobre la productividad de los diputados del Congreso del Estado y no fueron buenos.

Saco a colación lo anterior porque se aproxima el silencio electoral en donde tanto el Gobernador del Estado, y sus alcaldes seguirán haciendo sus actividades para el bien de los coahuilenses, pero respetando los lineamientos de este decreto para no influir en los coahuilenses sobre las próximas elecciones del Proceso Electoral Local Ordinario 2020 para renovar diputados del Congreso del Estado de Coahuila el 7 de junio del presente.

Con la finalidad de difundir un consejo a la ciudadanía que le gusta estar bien informado con la referencia de varias fuentes de información, porque últimamente muchos funcionarios públicos así como sus directivos de comunicación solamente se casan con un solo medio de comunicación, aunque cada quien es libre de ejercer su derecho de decidir la mediocridad de tener una sola fuente de información de acuerdo al tamaño de su criterio o tener la profesionalización de tener varios medios de comunicación para obtener una amplitud de conocimiento de lo que pasa en el Estado y obviamente conocer las necesidades de los coahuilenses.

Es así que como lo dijo el Lic. Miguel Felipe Mery Ayup en su informe anual de actividades del Poder Judicial de Coahuila, “. lo que no se puede medir, no se puede mejorar.”, por consiguiente, les facilito a los ciudadanos un parámetro o indicador del desempeño del Congreso del Estado de Coahuila, en donde la organización Participación Ciudadana 29 y el portal Red es Poder evaluaron el desempeño y coinciden sobre la expectativa fue mayor a los resultados dados.

Por una parte, Patricia Vargas Bryan quien estuvo al frente a la asociación civil apartidista, Participación Ciudadana 29, integrada por ciudadanos de ambos sexos, con la misión de construir una sociedad en democracia para el ejercicio de los derechos, rendición de cuentas y transparencia.

Patricia Vargas Bryan, publica en la pagina oficial de Participación Ciudadana 29, una evaluación completa pero en resumen se puede concluir en general el desempeño del último año del Congreso del Estado de lo siguiente publicado: …”El último año la presidencia del Congreso fue encabezado por un diputado del PAN, Marcelo Torres, y por ello los organismos de la sociedad civil esperábamos que esa condición realmente marcara una diferencia en cuanto a las propuestas, votaciones y los resultados en rendición de cuentas de la administración estatal. Nos quedamos esperando”; y continua la evaluación.

En una investigación periodística de un medio de comunicación local consideró que el entonces Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado de Coahuila, el diputado Marcelo de Jesús Torres Cofiño, registraba uno de los más impuntuales, ausencias y con un sueldo de aproximadamente de 900 mil pesos al año.

En otro resultado diputados como Marcelo Torres Cofiño y Juan Antonio García Villa, ambos del Partido Acción Nacional, tronados en su desempeño, tomando como variable a evaluar la asistencia, iniciativas, decretos, y puntos de acuerdo entre otros más. Aunque existen otros diputados quienes fueron también calificados esta es una pequeña muestra únicamente.

Actualmente se encuentra al frente del Congreso de Coahuila, uno de los partidos de la “chiquillada”, es decir, la UDC, que significa Unidad Democrática de Coahuila; estando como Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso el diputado Emilio A. de Hoyos Montemayor, a quien solamente se ha visto en su primer evento público fuera del recinto del Congreso de Coahuila, en el segundo informe de resultados del Rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, el Ing. Salvador Hernández Vélez. lo observé durante el evento un poco retraído ante los compañeros periodistas y dando la impresión que solamente fue para la foto con el gobernador y el rector, al menos esa fue mi interpretación. A ese paso la UDC puede perder su representación dentro del pleno del congreso.

Los partidos que han tenido su oportunidad para estar al frente del Congreso de Coahuila, no han tenido la destreza de aprovechar ese espacio haciéndolo tan efímero su paso por la falta de visión, pero sobre todo sus decisiones viscerales en contra de algunos medios de comunicación, como si estos fueran culpables del mal concepto que tienen los coahuilenses por su mal desempeño.

Sin embargo, tenemos buenos diputados que sí se pusieron las pilas en trabajar y estar cerca de la gente, es decir, ahí tenemos un Jamie Bueno Zertuche con su presencia constante en las 123 colonias del distrito 13, llevando programas de activación física, torneos de fútbol rápido para recuperar espacios, brigadas de asesorías jurídicas, nutricionales, servicios médicos, dentales, y visuales entre otras más actividades. También ahí tienen los coahuilenses a la Diputada, Diana Patricia González Soto, quien estuvo defendiendo el trato digno a las personas de la tercera edad y la lucha por la salud de las mujeres que inician con los síntomas del climaterio y menopausia, o bien la lucha constante de los derechos laborales coahuilenses impulsada por Jesús Berino Grandos.

La culpa no la tienen los diputados locales, sino los ciudadanos coahuilenses que participaron en las urnas y los llevaron al Congreso del Estado, o bien el ausentismo ante la nula participación ciudadana en donde es importante que después de esta pequeña guía considere en ejercer un derecho con responsabilidad y no con fanatismo o por llevar solamente la contra que ahí tenemos como resultado un gobierno federal que no le importa ni siquiera un tema tan importante como es el feminicidio, o sus declaraciones polémicas ante este tema. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org



Imprimir
COMENTARIOS