×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
31 Enero 2018 04:00:00
¿Cuánto crecimos?
La economía mexicana creció 1 por ciento. Bueno, 4. O más bien 1.7, que es 1.8. O quizá 2.1, o sea 2.3, que se traduce otra vez en 1 por ciento.

No sorprende que nos sintamos confundidos. Todas las cifras son correctas. Cada una representa una forma diferente de medir. El problema es que todas juntas confunden.

El Inegi presentó ayer su “Estimación oportuna del producto interno bruto en México durante el cuarto trimestre de 2017 (año base 2013)”. En un principio señala que el PIB aumentó 1% “en términos reales. respecto al trimestre precedente, con cifras ajustadas por estacionalidad”.

La cifra parece muy lenta ante el 3.2% de Estados Unidos, pero la comparación es engañosa. La Unión Americana reporta un crecimiento trimestral “anualizado”, en el que se toma el resultado del trimestre y se multiplica para dar el crecimiento anual si la cifra trimestral se mantuviera todo un año. El Inegi, en cambio, no anualiza su cifra trimestral. El 1% del cuarto trimestre de México se transformaría en poco más de 4% si se anualizara. Esa es la cifra comparable con Estados Unidos.

El 1.7%, que también cita el Inegi en su “Estimación”, es el crecimiento del PIB entre el cuarto trimestre de 2016 y el mismo período de 2017. No es una cifra anualizada sino anual, es decir, una comparación entre dos trimestres separados por un año.

Si queremos saber cuánto creció la economía en todo 2017, y no sólo en el último trimestre, tenemos que recurrir al “alza promedio anual”, que compara el PIB de todo 2017 con el de 2016. En este caso la cifra, la tercera que aporta el Inegi, es de 2.3% “con cifras desestacionalizadas”, aunque si en lugar de estas se usan las cifras originales el crecimiento se ajusta a 2.1 por ciento. El Inegi también reporta esta cuarta cifra. El crecimiento anual de solo el cuarto trimestre con cifras originales, también reportado por el Inegi, es de 1.8 por ciento.

Si la economía nacional creció 2.3% en 2017 con cifras ajustadas por estacionalidad, puede descontarse el efecto del crecimiento demográfico de 1.3% anual, lo cual significa que el PIB per cápita aumentó sólo 1 por ciento. Esta no la reporta la institución.

La confusión no termina ahí. El próximo 23 de febrero el Inegi dará a conocer sus cifras para “el PIB trimestral tradicional”, las cuales serán algo distintas a la “estimación oportuna”. Pero, además, todos estos cálculos utilizan 2013 como año base. El Inegi ha tenido seis años base: 1970, 1980, 1993, 2003, 2008 y 2013. Las distintas series que se originan con estos años base no son ajustadas para permitir un seguimiento de largo plazo como en los países desarrollados.

Esta fragmentación de la información del PIB ha hecho que se subestime el crecimiento. La economía va cambiando constantemente. La producción de maíz, artesanías o petróleo, por ejemplo, no es hoy tan importante para México como la de pantallas de televisión o vehículos de motor. Utilizar viejos modelos de la economía lleva a subestimar la tasa de crecimiento. Nos hemos acostumbrado a pensar en México como un país de 2% anual, pero si se consideran los cambios de la economía mexicana, el crecimiento es de 3.8% entre 1970 y 2016 o de 3.1% entre 1981 y 2016 (Luis de la Calle, El Universal, 15.11.17).

El problema es que todas estas cifras de crecimiento nos dejan al final confundidos. Y quizá nos engañan al no permitirnos entender nuestra economía.

DOS VISIONES

Trump ofreció el 20 de enero de 2017 un discurso inaugural que presentaba una imagen tétrica de una economía estadunidense devastada. Ayer en su primer informe ofreció por el contrario un panorama de una economía en crecimiento y con un bajo desempleo. Política.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6