×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
14 Marzo 2018 04:00:00
Cuenca de Burgos
México es un país deficitario en gas, ya que importamos más de 84% del gas natural que requerimos y es por eso que se está dando a conocer la ronda petrolera 3.3 derivada de la reforma energética. Estamos hablando del gas shale, el cual también se encuentra en territorio coahuilense, pero a donde no han llegado aún las subastas respectivas. Esta nueva ronda será el 5 de septiembre, cuando se dará el fallo respectivo y compañías nacionales y extranjeras podrán iniciar exploraciones en la Cuenca de Burgos, ubicada en su mayoría en Tamaulipas, en una extensión de alrededor de 300 kilómetros cuadrados, por lo que habrá más de 150 comunidades a la expectativa y nerviosas, ya que para la explotación del gas shale se debe utilizar el sistema fracking.

El fracking es una operación que puede envenenar los mantos acuíferos, ya que para romper la piedra se mezcla agua con productos químicos, lo que mejora la presión para poder extraer el gas shale de las rocas. Esta técnica se desarrolló en Texas, pero también ahí ha tenido sus demandas y hay condados que no han permitido la explotación del gas shale.

Cómo han cambiado las cosas: antes exportábamos el petróleo y el gas y ahora tenemos que importarlos. Sólo para que se den una idea, ya no va a ser posible en el sexenio que viene construir más refinerías, por lo que se debería asignarle más carga a las refinerías de Cd. Madero y Salina Cruz, ya que en la actualidad no operan cómo debería ser y esto ayudaría a una mayor refinación de gasolina en territorio nacional y reduciría las importaciones de combustibles. Vayamos pues, entonces, por el gas shale, pero siempre cuidando el medio ambiente y concientizando a más de 150 comunidades que se van a ver afectadas en esta ronda 3.3. No sabemos cuándo va a ser la de Coahuila, pero ya deberíamos empezar a hacer la tarea.

Para que se den una idea, mis queridos seis lectores, el gas metano, en caso de escaparse, es 100 veces más contaminante que el bióxido de carbono que expiden los automóviles, es por eso que inclusive este gas puede llegar a los mantos acuíferos y contaminarlos. La duda siempre persistirá en si las empresas mexicanas y extranjeras podrán ser confiables y evitarán daños importantes al medio ambiente.

En esta ronda 3.3, mis queridos seis lectores, hay una expectativa de inversión muy fuerte de casi 2 mil 500 millones de dólares, además de la creación de mil empleos. Recordemos que se tiene que hacer la extracción a costos muy similares a los de Estados Unidos -cuya eficiencia es muy alta-, ya que si no, México seguirá importando este gas. En esta ronda se estima que existen más de mil millones de barriles de crudo y esto nos ubica como el sexto país con mayores reservas de gas shale, con más de 545 billones de pies cúbicos, de ahí la importancia de sacar este gas y no estar importando 84% de lo que consume el país.

El gas LP, como le conocemos, en realidad es GLP o gas licuado de petróleo, y la gente en la actualidad le llama LP, incluso este gas se saca cuando se perfora un pozo de petróleo.

Se tiene que concienciar a la población de que se va a ver beneficiada con la creación de empleos y derrama económica, ya que el sector turismo, restaurantero, comercial, hospitalario, automotor, todos se reactivarán. ¿Y ustedes qué piensan?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2