×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
10 Mayo 2017 04:00:00
Cuidado: Tabasqueño
Tenía que ser tabasqueño, oriundo de la región en donde no se alzan iglesias mientras el pueblo da la espalda al río que, tantas veces, lo ha devastado inundándolo. La cuna de Tomás Garrido Canabal que se presentaba como “enemigo personal de Dios” y de Carlos Madrazo Becerra cuyo monumento, a espaldas del Grijalba, ya fue varias veces infamado por su hijo Roberto. Tierra de contrastes y de sangre caliente, de buena leche –no es albur–, que es mejor a los refrescos de cola en las tardes de la canícula.

De este entorno salió Juan José Rodríguez Prats, ex priísta que no soportó ser relegado, como también alzó por allá la cabeza, en sus momentos dubitativos, Andrés, icono de la izquierda, convencido de que en el PRI sólo podría elevar sus ambiciones con la lotería de la complicidad soterrada, él quien creció a la vera de los Rovirosa Wade, los caciques de la región, quienes le protegieron e impulsaron hasta que tal no fue necesario y pudo tener sus propios espacios. Los orígenes siempre ilustran.

Pues bien, Rodríguez Prats, entre los consejeros del panismo heteredoxo, unos plegados al conservadurismo extremo y otros deseosos de salir de las ratoneras del sistema, distinto en cuanto a la disciplina del rosario diario impuesto por su antecesor el Partido Católico y su remembranza de la Guerra Cristera –200 mil muertos, aproximadamente–, le salió bravo al alcohólico por antonomasia, Felipe de Jesús Calderón, y lo puso en su lugar, recordándole las imposiciones de dirigentes anómalos y castrados políticamente durante su presidencia –2006-2012–. Dos sujetos, Germán Martínez Cazares y César Nava Vázquez, llegaron a la presidencia de Acción Nacional luego de ser secretarios falderos del mandatario de las cien mil muertes.

La izquierda y la derecha, por tanto, están plagadas por tabasqueños de generaciones paralelas y hasta el gobernador “perredista”, Arturo Núñez Jiménez fue uno de los discípulos de Fernando Gutiérrez Barrios, el veracruzano “leyenda”, bajo la férula de Carlos Salinas. ¿Vamos sumando y comprendiendo? Por ello, ahora mismo, no es difícil entender la estrategia para “asegurar” el continuismo del cártel priísta: “Divide y vencerás”, la máxima latina sobre la cual se fraguó la invulnerabilidad del imperio romano.

Y si la izquierda está dividida, al grado de que el PRD se entrega a las alianzas con el PAN pero no puede declinar a favor de Morena en el Estado de México en clara traición de principios, la derecha es presa de las conjuras soterradas con el bebedor, quien se niega a admitir su debilidad estructural pese a pruebas irrefutables, como punta de lanza del establishment. No hay manera ya de negar que los panistas de cepa comienzan a reaccionar a la vista de las complicidades. La cuestión es si les alcanzará el tiempo para deshacerse de los Calderón y volver a ser dueños del destino de su partido.

Así de sucio juega la clase política sin que nadie se sorprenda ya.

E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



top-add