×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
27 Marzo 2019 03:23:00
Cuidar nuestro entorno
Durante este mes en lo personal me he percatado que en la calle en lugares establecimientos comerciales, así como en mis labores periodísticas sobre todo aquellas que son al aire libre, hay mucha gente que literalmente ya no se sabe si tienen gripa o alergia.

Y aunque no es lo mismo se pueden confundir en cuanto a los síntomas como es el moqueo continuo, estornudos, toz y ojos llorosos. Pero no solo en comerciales es muy sonado un dicho que dice “febrero loco y marzo otro poco”.

Y no es para menos porque literal en marzo ha entrado con muchas ganas el cambio de climas muy extremo, es decir, continúan los frentes fríos, pero también se ha dejado sentir días con mucho calor, como lo mismo, aunque frecuencia fines de semana con lluvias.

Ya no se sabe que espera para las zonas boscosas de Coahuila de Zaragoza, es decir, si va tener una temporada de sequías o de mucha lluvia, ya que ni una, ni otra son buenas en exageración.

El problema del calentamiento global ha afectado el clima de la cabecera municipal de Saltillo, así como en sus alrededores entre ellos Ramos Arizpe y Arteaga, eran considerados como una zona donde llovía mucho y un clima fresco permitiendo tanto en la sierra como en las ciudades, que creciera una variada y abundante vegetación, flora y fauna.

Anteriormente el clima de la zona sureste de Coahuila de Zaragoza, fue considerada siempre agradable comparada al resto de los municipios donde en verano existían temperaturas promedias entre 20 y máximo 30 grados centígrados. Algo contrario a la cabecera municipal de Torreón, Piedras Negras, y sobre todo Monclova; puesto que ahí se registraba de 45 grados centígrados o más al resto de los municipios de Coahuila.

En un tiempo atrás cuando se vivía en la región sureste, es decir, Saltillo, Ramos Arizpe, y Arteaga, siempre la recomendación para toda aquella persona era que siempre tuviera a la mano un suéter, un rompe vientos o paraguas porque no se sabía con exactitud si iba a bajar la temperatura durante el día o simplemente iba a llover o la ligera lluvia que no rebasaba los dos o tres minutos.

Otra de las sugerencias para la gente no nacida en estas regiones era que no se guardara su ropa de invierno durante la temporada de verano ya que nunca se sabía la sorpresa del cambio climático y además para el mes de octubre la gente ya empezaba a usar su ropa de invierno.

Las condiciones del clima cambiaron por lo tanto también nuestros hábitos y costumbres deben de ser preventivas para proteger nuestras zonas boscosas de Coahuila.

Por lo pronto, ya se encuentra organizando un grupo de brigadas conformado por jóvenes estudiantes rurales como siempre con la participación de los grupos de estudiantes de diferentes universidades de Saltillo, que estarán al pendiente para monitorear y vigilar la sierra, pero sobre todo con la promoción de la cultura de la prevención de accidentes. Pues es muy sabido que la Sierra de Arteaga es uno de los principales puntos de visita por miles de paseantes en temporada de Semana Santa y temporada larga vacacional, que siempre hacen caso omiso sobre la prohibición de prender fogatas.

Hay que hacer conciencia, de costumbres, de no concebir el día de campo sin la carne asada, por eso es que todas las instancias están trabajando en el fomento a la conciencia y la aplicación de castigos es la única manera de hacer cultura a no llamar a las llamas.

Por desgracia el 100 por ciento de los incendios son provocados o atribuidos a descuidos, ya que no es temporada de lluvias, tampoco se tiene presencia de relámpagos o descargas eléctricas, cuando se registran los accidentes en temporada vacacional, y tampoco se tiene registrado que alguno haya sido provocado de manera intencional.

Todo este tipo de cuidados, así como campañas de prevención en acción, así como promocionales anunciados en carteles, anuncios radiofónicos son para evitar a parte de una desgracia y de vidas humanas, así como la fauna silvestre de no peligrar su integridad; ayuda mucho a evitar el cambio climatológico de nuestra zona geográfica.

El decreto de uso de veda siempre se ha mantenido, pero si es necesario explicarles a vacacionistas que no lo conocen y se les tiene que informar sobre de ello. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria “Antonio Estrada Salazar” 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2