×
José Gpe. Martínez Valero
José Gpe. Martínez Valero
ver +

" Comentar Imprimir
15 Octubre 2017 04:03:00
Curiosidades del ‘rey’
‘El beisbol es casi la única cosa ordenada en un mundo muy desordenado. Si tienes tres strikes, ni siquiera el mejor abogado puede sacarte de este lío’. William Louis Vee Junior Promotor de beisbol norteamericano

Pues se llegó el otoño y con él los juegos de playoff del beisbol de las grandes ligas y por supuesto la Serie Mundial, que esperaría yo fuera un choque ya clásico como lo es el de mis amados Estibadores de Los Ángeles contra los Yanquis de Nueva York; sin embargo, antes deben pasar respectivamente por encima del campeón Cachorros de Chicago, los primeros; y los sorprendentes Astros de Houston, los segundos. A ver de a cómo nos toca. Por eso he querido traerles hoy, mis sibaríticos lectores, algunas curiosidades del Rey de los Deportes –sí EL REY, aunque mis amigos amantes de otras disciplinas respinguen y me hagan dengues– para que los consideren al momento en que, ya sea desde la comodidad del hogar, o en algún lugar apropiado para ello, y obvio, disfrutando de un pantagruélico banquete donde no falten las buenas bebidas, disfruten de los juegos de divisionales de campeonato y el mismísimo Clásico de Otoño.

El beisbol se dice que es una adaptación del deporte inglés “rounders”. No hay fecha exacta de su nacimiento, pero el primer registro de este último data de 1832 y hoy se sigue jugando en Inglaterra. Se dice que en 1839, Abner Doubleday, cadete de la academia de West Point, inventó el beisbol en Cooperstown, Nueva York, según una historia popular estadunidense de la que no existen pruebas documentales.

Su origen neoyorquino hizo que en un principio se conociera como el New York Game, aunque pronto se extendió por todos los estados. En 1857 nació la Asociación Nacional del Beisbol y en 1869 se fundó el primer club profesional, los Cincinnati Red Stockings, y a partir de aquí empezó la locura. El home, la ansiada tierra prometida, mide 17 pulgadas, 42.7 centímetros de ancho. El jugador más pequeño fue Eddie Gaedel (Edward Carl Gaedel), un diminuto personaje de tan solo 3’ 7’’ (un poco más de un metro) de estatura y 65 libras de peso, que tiene el récord de ser el “jugador más pequeño en las Grandes Ligas”, de los registros del equipo los Carmelitas de St. Louis y con la camiseta 1/8, debutó un 19 de agosto de 1951 en un partido contra los Tigres de Detroit durante la celebración del 50avo aniversario de la Liga Americana. ¡Imagínense la difícil zona de strike que tenía ese diminuto jugador!

El 25 de septiembre de 1965, Leroy “Satchel” Paige jugó para los Atléticos de Kansas City a sus 59 años y 80 días de vida, de él es el registro del jugador de mayor edad en la gran carpa, habiendo jugado su último partido el 25 de septiembre de 1969; siendo el más joven Joseph Henry Nuxhall, lanzador de los Rojos de Cincinati, que participó en las Grandes Ligas en 1944, cuando sólo tenía 15 años, 10 meses y 11 días; y el jugador con la carrera profesional más larga es James “Deacon” McGuire, receptor y jugador del cuadro, quien participó en 26 temporadas y perteneció a 12 diferentes equipos en las Ligas Nacional, Asociación Americana y Nacional. También dirigió al Washington en la Liga Nacional, Boston y Cleveland en la Liga Americana.

Exactamente 115 años atrás, en 1902, un colombiano de nombre Luis Castro con la franela de los Atléticos de Philadelphia fue el primero y el responsable de abrirle las puertas a los peloteros latinos y de ascendencia hispana en jugar en el mejor beisbol del mundo de las Grandes Ligas. El primer latino en tomar parte en un torneo de beisbol de manera organizada, sin embargo, fue el cubano Esteban Bellán, quien estuvo en 1871 con los Troy Haymakers.

El primer juego perfecto del beisbol se lanzó cuando aún no se usaban guantes. El protagonista de aquel partido fue John Lee Richmond, quien militaba para el desaparecido Wocester de la Liga Nacional. Tal partido se efectuó el 12 de junio de 1880 ante Cleveland; el segundo de la historia fue tirado sólo cinco días después, 17 de junio, cuando John Ward, del Providencia, retiró a los 27 hombres del Búfalo en forma consecutiva. Cy Young en 1904, trabajó impecablemente, para convertirse así en el primero de la Liga Americana en lograr tal hazaña. Y hablando de este último, es él quien se lleva el récord de más juegos ganados con 511 triunfos en su haber. Nolan Ryan es el rey del ponche con 5 mil 714, le siguen: Steve Carlton con 4 mil 136 y Rogers Clemens con 3 mil 717.

Dicho sea de paso, el propio Nolan Ryan ostenta el récord también de haber hecho el lanzamiento más rápido, con un registro de 100.9 millas por hora en agosto 24 de 1974, cuando lanzaba para los Serafines de California; y, para variar, igualmente tiene el mayor número de juegos sin hit ni carrera con siete.

El jugador más golpeado fue Ron Hunt jugador del cuadro en la Liga Nacional, quién recibió la friolera de 243 pelotazos de 1963 a 1974. Esto incluye los 50 pelotazos que le propinaron en 1970, que son una marca para una temporada. ¡Ouch! El primero en jugar las nueve posiciones del campo durante un partido fue el cubano Dagoberto Campaneris en 1965; pero no es el único, cuatro peloteros más han logrado la gesta; el segundo fue el bien recordado pelotero venezolano César Tovar, en 1968, y Andrew Romine fue el más reciente que lo hizo, apenas el pasado 30 de septiembre, enfundado en la casaca de los Tigres de Detroit.

El juego de beisbol más largo tuvo lugar en el año 1981, en las Ligas Menores, donde se jugaron 33 entradas. Se enfrentaban Rochester Red Wings contra Pawtucket Red Sox. Al llegar a la entrada número 21 el juego seguía empatado 2-2 y fue suspendido. Dos meses después el juego se reasignó y en 18 minutos el Pawtucket anotó la carrera del gane.

¡A disfrutar el cierre del mejor beisbol del mundo! Ojalá ahora sí se coronen mis Estibadores, que por cierto, originalmente eran del neoyorquino barrio de Brooklyn.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2