×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
11 Febrero 2018 04:08:00
Date un regalo: háblale a tus células
AMIGOS QUERIDOS: hoy los saludo con mucha alegría y deseo darles este 14 de febrero un regalito para que se lo den a ustedes mismos, y si gustan compartirlo estará formidable.

No hay porque gastar lo que no se tiene, recuerden que es un día comercial finalmente, no se estresen por no saber qué regalar, o no tener dinero, pues aún se están muy gastados por los regalos de diciembre.

Recordemos que uno de los regalos más bellos es el tiempo que podamos dedicar a las personas amadas, hagan algo original sin afectar sus bolsillos, las personas
sencillas lo apreciaremos más.

Así que tranquilos, cualquier día será lindo recibir un presente, no sólo este día que se ha definido como el Día del Amor y la Amistad.

El regalo al que me refiero es para su salud amigos, a mí me ha funcionado, es una bella poesía y se los comparto:

HÁBLALE A TUS CÉLULAS, recuéstate en el lugar más tranquilo y cómodo, puede ser en tu cuarto, en la estancia de la televisión, en algún sillón preferido que haya en casa; puede ser en la alberca, en el mar, en un bosque, en la sierra, el lugar lo defines tú.

Sí acaso la salud flaquea amigo mío, háblale a tus células con todo amor, con voz pausada, dirígete a ellas de forma serena y con mucha emoción, diles que cumplan con su bella función, restablezcan su divina misión, y con la inflexión que mejor te cuadre, con el tono dulce de una madre buena o con la firmeza con la que habla un padre.

Hazlo de manera su ave, como si le hablaras al ser más querido, porque en el amor reside la clave para que el mensaje sea correspondido, ¡diles las palabras que más te nazcan desde el corazón!

“Vuelvan mis amadas a su justo centro, recobren ya mismo su alta perfección, restauren ahora la exacta plantilla de nuestro perfecto diseño inicial, recuperen, niñas, la luz que más brilla: la de vuestro impronta completa y cabal, las amo pequeñas, les agradezco que aquí en este instante reciban mi eterno amor”.

Que mi ser recobre todo su esplendor, cuando tu sostienes, con suave insistencia, ese sentimiento de alta apreciación, creas un efecto llamado “coherencia” en el magnetismo de tu amado corazón, y como ese campo se halla conectado con el vibratorio campo universal que es Dios, nos responde siempre si le hemos hablado con su propio idioma: el emocional. Ellas de este modo “captan” tu mensaje, perciben la carga que lleva tu acento, y vibran felices de darle hospedaje al amor que envías con tu pensamiento, y así, agradecidas de que al fin les hables con tanta ternura, y con tanta atención, responden veloces a tu trato amable apurando el curso de tu curación. Háblale amigo, con genuino afecto… y mientas les hablas…

¡Siéntete sanado , saludable, fuer te, vital y perfecto con tu cuerpo entero todo iluminado! ¡Haz que este cariño se torne ostensible! ¡Haz que lo trasmita tu tono de voz… y te darás cuenta de que no hay imposibles para Dios y para aquel que asume que es parte de Él!

Estas bellas palabras llenas de amor para esas células que nos pueden enfermar, pero también sanar, el amor todo lo puede.

Deseo que la pasen de lo más lindo, ayuden a que tanto ustedes como los que aman siempre estén en equilibrio con su cuerpo, armonioso con él, es de suma importancia, hacer las paces consigo mismo, de ahí dependen tantas cosas amigos queridos, como el indispensable y regalo divino que es la salud.

Esta poesía, o palabras que salen del alma, con el solo fin de reconocer la valiosa función de esas células que conforman nuestro cuerpo y que nos mantienen vivos, y sano la mayor parte, cuando he estado enferma, procuro hablarle a mis células así, a todo mi cuerpo, tratando de estar muy concentrada para ello, pues es indispensable para que funcione.

Es como tomarse un a pastilla de “chiquitolina”, quienes veíamos el programa tan famoso de televisión del Chapulín Colorado saben a qué me refiero, en el personaje del Chapulín Colorado, se tomaba esta pastilla para hacerse minúsculo, así nosotros, cerrando los ojos y concentrándonos recitemos con amor estas bellas palabras de agradecimiento para ellas, nuestras células, recorriendo todo nuestro cuerpo interiormente, de la cabeza a los pies, deteniéndose donde estén más afectadas, es decir, sí se tiene el dolor en la parte lumbar, ahí enfocarse y detenerse un momento más.

Reciban un abrazo lleno de bendiciones amigos queridos, su amiga y terapeuta Verónica, hasta la próxima, Diosito por delante.


Consultas
Previa cita
(844) 227 7066
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2