×
Paúl Garza
Paúl Garza
ver +

" Comentar Imprimir
11 Junio 2018 04:00:00
Declaraciones en ceros; suicidio fiscal
En las décadas de los noventas y dos mil, era una costumbre que, para no pagar impuestos, los contribuyentes declaraban en ceros. El Servicio de Administración Tributaria surgió en 1997, y este no tenía control para detectar quienes lo hacían o quienes no, puesto que en esos años, se daba por presentada y era una manera de evadir el impuesto.

Sin embargo, desde 2014, con los comprobantes fiscales digitales por internet en vigor, dicha práctica aunque se sigue ejecutando, corren riesgos tan altos aun y cuando sus cumplimientos de obligaciones sea positiva por tener las declaraciones presentadas; hoy en día es fácil para la autoridad multar, auditar y atacar al contribuyente.

Declarar en ceros, es tan grave como un delito equiparable a la defraudación fiscal.

En otras palabras, declarar en ceros es como abrirle las puertas a la autoridad e invitarlo a que te revise todo tu archivo, simplemente los estados de cuenta ya son suficiente prueba de los ingresos en registrados en tal periodo.

En estas revisiones también saldrían a relucir, las operaciones simuladas, en la cual un proveedor real que le otorga una factura, la autoridad fiscal estará en condiciones de pedir la información a ese tercero a lo que se llama compulsa, para respaldar la documentación, pero a la vez omiten los ingresos del mes correspondiente.

Actualmente el control estricto de la autoridad ha llevado a consecuencias recientes, bien se puede mencionar por culpa de los patrones estos no emitieron los CFDI de Nómina correspondientes del periodo del trabajador, y este no podía obtener su saldo a favor en su declaración anual.

Reitero: declarar en ceros, es abrir una carpeta para investigación, para averiguar la procedencia del recurso, evitar lavado de dinero, manejos ilícito, marcar un 0 y no acreditarse al impuesto del IVA.

Y mientras la autoridad fiscal se respalde con las Declaraciones de Proveedores de IVA, la contabilidad electrónica, entre otras obligaciones omitidas lo convierte en presa fácil de multas y por si fuera poco, al momento de ver esa declaración en ceros, la inteligencia financiera del Fisco le iniciará un proceso tedioso en la cual posibilidad de ganar por parte del contribuyente es prácticamente nula.

El Servicio de Administración Tributaria, en sus excesos como autoridad, pretende autodeterminar la declaración del contribuyente, y exigirle, debido a esa desconfianza entre ambas partes por esa razón.

Contribuyente: el Fisco es un monstruo voraz, y hoy en día declarar de tal manera, es una bomba de tiempo, ¿Tienes problemas fiscales? ¿Has declarado en ceros habiendo cobrado facturas del periodo? Llámame al 8781090775, o al correo .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) y con gusto lo platicamos.
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2