×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
30 Diciembre 2018 04:08:00
Decreto de estímulos fiscales para la región de la frontera norte
El pasado 29 de diciembre, el Presidente de la República firmó en la ciudad de Monterrey el Decreto de Estímulos Fiscales para la Región de la Frontera Norte, el cual otorga una serie de estímulos fiscales para la economía de la zona fronteriza, que abarca 3,180 kilómetros de longitud y 25 kilómetros de ancho a partir de la línea divisoria con Estados Unidos.

Entre los beneficios que el Decreto contempla se encuentra la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre la Renta (ISR). Asimismo se incrementará al doble el salario mínimo y se homologará el precio de los combustibles con los de las ciudades vecinas de Estados Unidos.

En materia de IVA el estímulo consiste en una disminución a la mitad del impuesto, ubicándose ahora en una tasa del 8%, misma que será aplicable a la enajenación de bienes, prestación de servicios independientes y arrendamiento. No aplicará a la importación de bienes ni de servicios, a la enajenación de inmuebles ni a bienes intangibles ni al suministro de contenidos digitales, tales como audio o video o combinación de ambos. El estímulo estará sujeto a que la entrega material de los bienes o la prestación de servicios se realice en la región fronteriza.

En materia de ISR el beneficio sólo aplica para actividades empresariales de personas físicas o morales y consistirá en un crédito fiscal de una tercera parte del impuesto. Éste se acreditará tanto contra el impuesto causado en el ejercicio, como el causado a nivel de pagos provisionales. Se tendrá que acreditar tener domicilio fiscal en la región, por lo menos los últimos 18 meses a la fecha de inscripción en el padrón respectivo.

Para recibir este beneficio será requisito que el contribuyente no goce de ningún otro estímulo. Al respecto cabe preguntarse, ¿qué pasaría si en algún momento se crean estímulos a la inversión? En todo caso la propuesta debería haber sido que no haya estímulos distintos acumulables en favor del contribuyente.

A lo anterior se suma que el contribuyente no debe estar incluido en “listas negras” (operaciones consideradas presuntamente como inexistentes), y que deberá cumplir diversos requisitos, entre ellos, tener firma electrónica y buzón fiscal activos.

Como puede observarse, el presidente López Obrador recoge toda clase de propuestas y, con el afán de poder satisfacerlas, traduce las demandas populares en políticas públicas. El problema está en que antes de hacer una política pública es necesario indagar si es factible, si hay los recursos para hacerlo y si es conveniente. Ninguna de esas tres preguntas se hace y ahí gran parte de su oferta de proyectos: aeropuerto, tren maya, baja de sueldos, etc.

En el caso de los incentivos fiscales a la frontera se trata de uno de los temas que más han solicitado los ciudadanos de esa región. Ciertamente es posible homologar algunos aspectos que faciliten la productividad y competitividad de la región, pero crear zonas de excepción como lo que se está proponiendo requiere un serio análisis, no solamente satisfacer peticiones ciudadanas.

Ejemplo de ello es la disminución del ISR. Aquí se podría pensar en empresas que tienen operaciones en todo el país y que pudieran domiciliar sus oficinas centrales en la frontera con el objeto de ver reducidos sus impuestos. Pensemos en una empresa de Jalisco, que fabrica software en el denominado Silicon Valley mexicano. Podría maquilar todo en ese estado, añadir algún componente ya en la frontera y dejar el producto etiquetado como de maquila norteña. La empresa puede poner una simple oficina en la frontera pero en realidad operar en Jalisco y la oficina en la frontera ser la que pague los impuestos.

Otro ejemplo, el IVA que ahora se cobrará a una tasa de 8% sobre las mercancías que se compren y entreguen en la región. Aquí me pregunto: ¿el Gobierno federal se detuvo a pensar en que las principales cadenas comerciales en todo el mundo, y también las de México, están migrando a modelos de comercio electrónico? Una empresa chiapaneca podría beneficiarse de una tasa del IVA diferenciada si vende una parte de su producción en la zona fronteriza a través de su página web.

En general la propuesta tiene todavía muchísimos problemas que resolver en la parte técnica y operativa para saber si efectivamente se está dando un incentivo a la frontera o estamos abriendo la puerta para que muchas empresas domicilien sus negocios en la frontera y operen en otras partes del país.

Siendo la última columna de 2018, deseo a mis lectoras y lectores el mayor de los éxitos en el año que se avecina.

Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2