×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
22 Abril 2017 04:00:00
Democracia en pañales
La siguiente es la crónica del escritor y periodista Édgar London del cara a cara del miércoles pasado entre los candidatos al Gobierno, publicada por el bisemanario Espacio 4.

“(…) queda demostrado que la democracia en México sigue en pañales y que se debe trabajar muy duro, especialmente en el seno de la clase política, para que podamos hablar de un sistema plural, inclusivo, tolerante y realmente democrático. El debate entre candidatos a la Gubernatura de Coahuila fue menos de lo poco que, de por sí, ya se esperaba. Las propuestas terminaron ahogadas por los insultos y las acusaciones (…).

“Los tres temas propuestos (…) apenas representaron una excusa, más que una guía, para lanzar ataques. Los escasos proyectos presentados se desvanecieron entre las ofensivas y contradicciones que se cruzaron los representantes de las dos facciones políticas más importantes de Coahuila, Guillermo Anaya (PAN) y Miguel Riquelme (PRI) o los exabruptos de la candidata del PRD, Mary Telma Guajardo, y de su homólogo del PT, José Ángel Pérez, cuando no bajo las leves ironías que esgrimió el defensor de Morena, Armando Guadiana.

“Inmersos en el tópico de justicia, todos los candidatos, excepto Riquelme, coincidieron en que la seguridad no se ha recuperado en el estado pues hoy ocupa el tercer lugar, a nivel nacional, en número de desaparecidos. Además, la ciudadanía no ve en los cuerpos de seguridad un aliado sino un peligro, especialmente en el caso de Fuerza Coahuila, el más temido de todos. Por lo tanto, coinciden en la necesidad de cambiar estas dependencias por otras con mayor nivel de profesionalización, sin máscaras y más cercanas al pueblo.

“El representante del PRI, en cambio, insistió en que votar contra su partido es sinónimo de hacer regresar la inseguridad al estado, algo sobre lo que alertó, posteriormente el candidato independiente, Javier Guerrero, cuando dijo que es el Gobierno el que utiliza el miedo y la amenaza como estrategia para consolidarse en el poder.

“Para el expriista, la corrupción en los cuerpos policiacos y los órganos de impartición de justicia representa la causa fundamental de la inseguridad. Los temas siguientes sufrieron mucha desatención porque, poco a poco, los candidatos optaron por seguir sus propias agendas, cargadas de acusaciones y agravios hacia sus contrincantes.

“No obstante, en la sala cundió un murmullo de desaprobación cuando Miguel Riquelme insinuó que el desabasto médico en la entidad se debe a que Coahuila se desarrolla más rápido que la federación y el IMSS no podía surtir las medicinas necesarias. A lo que Anaya respondió alegando que Rubén Moreira sí tenía dinero para pagar la deuda que su hermano le dejó al estado, también para pagar a empresas fantasma e incluso para promocionar su imagen, pero no para abastecer de fármacos a los hospitales. (…)

“Si acaso, el debate sirvió para definir las personalidades de los candidatos y las disímiles circunstancias con que cada uno llega a esta contienda. (…) la experiencia frente a las cámaras y el uso de los tiempos de Guillermo Anaya; la presión evidente que tiene sobre sus hombros Riquelme consciente de la posibilidad real de la alternancia—; la tranquilidad, casi desapego, de Luis Horacio Salinas; la llaneza y verticalidad de Armando Guadiana; así como contrasta la explosividad de José Ángel Pérez y Mary Telma Guajardo –quien levantó risas al reprocharles a sus contrincantes que ninguno había sido madre– con la serenidad de Javier Guerrero, acaso el más comedido de los allí presentes”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add