×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
03 Abril 2018 04:00:00
Democracia y ciudadanía
Después de un exceso de bombardeo del binomio información-desinformación, ha llegado el momento para que nuestro país fortalezca aún más nuestra democracia, y que podamos lograr en todos los rincones lo más anhelado: alcanzar nuestra justicia social en libertad.

Nuestra democracia representa la alternativa más viable frente a corrientes e ideologías que sólo han provocado desa-liento y falsas promesas.

La democracia también resulta ser la mejor opción frente a ideologías populistas o de derecha –también pintorescamente la bizarra combinación de ambas– que disfrazan falta de planes y acciones de gobierno.

Al día de hoy, mediante nuestra participación ciudadana, que no sólo se remite en el acto mecánico de votar, sino a todo un cúmulo de vida en democracia, debemos buscar, y si es factible para cada individuo, la opción más progresista que abra una línea de continuidad en donde se pueda cumplir con la justicia social.

Es en la democracia en donde debemos buscar, ahora que nos encontramos en tiempos electorales, la madurez de los protagonistas y de los representantes que salen a buscar el voto, la habilidad del consenso, del debate, de su sentido de verdaderos demócratas.

Porque sólo así, atenidos a estos principios, será posible alcanzar consensos constructivos y reconocer discrepancias inevitables. Eso es ciudadanía, eso es democracia, eso es política, eso es poder ciudadano: debatir para pasar luego a la acción; democracia es involucrarse de forma dinámica en los asuntos de nuestra sociedad, transformarse en sujetos vivos del entorno.

No olvidemos que ciudadano es aquel que participa de manera activa en el gobierno. La democracia radica en la sociedad misma, en la participación de todos, porque es necesario construir una verdadera ciudadanía. ¿Qué hacer? Hace falta que comencemos cambiando nosotros mismos.

Desacostumbrados a pensar, abonamos también la ligereza del ayer y nuestra superficialidad. En el deber ser se debe encontrar el pensamiento y construcción de ciudadanía, convertir en realidad ciudadanos participativos y organizados, y no solamente en épocas electorales, sino todos los días, a saber orientar el descontento, pensar estratégicamente, a debatir, a aprender de la diversidad y a participar; a ser ciudadanos de manera organizada y consciente.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2