×
José Gpe. Martínez Valero
José Gpe. Martínez Valero
ver +

" Comentar Imprimir
10 Septiembre 2017 04:02:00
Democracia y república
‘La democracia no significa: soy tan bueno como tú, sino: tú eres tan bueno como yo’. Theodore Parker

Teólogo y reformador social estadunidense

Como les he contado infinidad de veces, derivado de la responsabilidad que tengo como subsecretario del Republicano Ayuntamiento de Saltillo, a veces me toca alquilarme de “defecto” de nuestro Señor Alcalde. Me explico: a Don Isidro López Villarreal lo invitan en tal calidad a un gran número de eventos, de tal modo que cuando muchos coinciden en fecha voy como representante, y pues como la mayoría de las invitaciones dicen algo así como “para que tengamos el honor de contar con su presencia (refiriéndose a nuestro Primer Munícipe) o en su defecto envíe a alguien en su nombre”, pues termino siendo “el defecto del Alcalde”. En fin, más allá del mal chiste escrito con antelación, al asistir a ciertos eventos a los que voy en lugar de nuestro Presidente Municipal, me toca escuchar discursos que no dejan de llamar la atención, y algunos los he traído a este espacio para replicar sus mejores ideas o comentarlos. Así sucedió con una pieza oratoria presentada por dos alumnos del Conalep, quienes fueron responsables de la principal intervención durante el arranque de las festividades del Mes de la Patria el pasado viernes 1 de septiembre, y del cual me permito tomar algunas ideas; lo escrito entre comillas es parte de lo dicho por ambos jóvenes, los comentarios son de su servidor y mi absoluta responsabilidad.

Decían la señorita y el muchacho en la Plaza de Armas: “En este acto queremos ir más allá de la ceremonia cívica, nos proponemos que los ciudadanos conozcan, resguarden y hagan suyos los principios que nos legaron estos mexicanos ejemplares; establezcamos principios rectores para nuestra vida, construyamos la integración de México, enarbolemos una bandera de unidad para todos los mexicanos y consolidemos los beneficios de la paz. En la medida que estos principios rijan nuestra vida constataremos que su legado sigue vigente y que ese será el mejor homenaje que podremos hacer a estos insignes mexicanos”. Empezaría por decir ¿qué principios nos legaron los héroes que nos dieron patria? ¿Los conocemos? ¿Coincidimos todos en cuales son estos? Sí, es IM-POR-TAN-TÍ-SI-MO tener principios rectores en todos los aspectos de nuestra vida, pero ¿cuáles son estos? ¿Cuáles son los suyos, mi sibarítico lector? ¿Son los mismos al menos en su familia? Ese día, por cierto, con un amigo abogado, Emanuel Carrillo González, sostuve una discusión medio bizarra en la red social porque sabiamente afirmó él a través de su cuenta: “Jamás traiciones los valores de tu familia”. Discusión que se derivó del comentario que yo le hice en réplica, obviamente con sarcasmo, sobre tal afirmación, con la cual por supuesto que estaba totalmente de acuerdo. En fin, lo de mi amigo es otra historia, pero lo traje para recalcar que, en efecto, no debemos traicionar los principios familiares; destacando ahora los principios primeros que ponen sobre la mesa los jóvenes estudiantes a que me he venido refiriendo: integración, unidad paz. Los tres como homenaje vivo a nuestros padres fundadores como nación.

“A partir de la Guerra de Independencia el proceso de construcción de y regeneración del Estado mexicano encerró en sus entrañas no sólo los ambiciones externas y las propias, cargaba el lastre imperialista que dejó la colonización. Todo condujo a una guerra civil permanente, consecuente con invasiones injustas. Así se inició la construcción de nuestra República como forma de gobierno”. Mmmta, ¡qué visión la de ambos jóvenes! ¡Dieron en el clavo! En efecto, pareciera que el origen de TODOS nuestros males como nación datan de su fundación: ambiciones externas, lastre imperialista. ¿No les suena a muchos mexicanos actuales, particularmente políticos? Guerra civil permanente, ¡pus! Seguimos con muchos estados en tal supuesto; cuando además nuestra historia pareciera una sucesión infinita de asonadas y traiciones, sin importar el momento de la misma que se revise.

“Los conceptos de República y su hija la democracia fueron construidos a la luz de un sentido más profundo y humano y hechos realidad con la participación social”. ¿No es en todo caso al revés? ¿La democracia madre de la República? Al menos esa creo es la lección que nos ha dado la historia de la humanidad. “Debemos estar conscientes que en la República se sustentan nuestros más caros anhelos de libertad y soberanía, ambos entrañan y exigen justicia social que nos permita garantizar el desarrollo humano, única vía para alcanzar la auténtica ciudadanía”. ¡Ah, caray! ¡Ahora sí que se lucieron los chavos! Nuevos principios puestos sobre la mesa, TODOS in-dis-pen-sa-bi-lí-si-mos: Libertad, soberanía, justicia social, desarrollo humano, ciudadanía. ¡Cada uno de estos merecería un estudio por separado! Y, bueno, baste con decir que sin el primero no existirían los demás.

“Porque vivimos en una República debemos ser demócratas; la democracia que construyamos debe ser republicana”. Insisto, creo que debe ser al revés, ahí sí que el orden de los factores altera el producto: para ser republicanos debemos partir del hecho de ser demócratas. “Las personas debemos asumir la libertad con responsabilidad. Somos libres y obedecemos la ley como principio de vida. La ley sirve para reforzar la libertad, no para violarla. Es el desprecio de las leyes que provoca el nacimiento de la tiranía, no su obediencia. Construyamos la auténtica democracia, sustentada en la justicia social y el respeto al derecho”. ¡Uuufff! Ojalá todos los jóvenes tuvieran tal claridad de ideas, escuchar tales afirmaciones en voz de muchachos recién invitados a la fiesta de la ciudadanía da gusto; más cuando se es abogado con el de la letra. Y me quedo con el apotegma de “No podemos ser libres de no tener leyes”. ¡En efecto! Lo contrario sería libertinaje.

Para finalizar: SÍ, sin duda trabajar por el bien común es LA MEJOR manera de honrar a nuestros padres fundadores. ¡¡¡Vivan los héroes que nos dieron Patria!!! ¡¡¡Viva México!!!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2